Oscar Fuertes comienza con pie firme en el Dakar 2018

Competición

Con 267 kilómetros de especial, la gran parte de ellos fuera de pista, la segunda etapa de este Dakar 2018 se presentaba como una prueba de fuego para Óscar Fuertes. El madrileño no sólo ha superado con éxito este examen, sino que lo ha hecho además con buena nota.

 

El piloto del equipo SsangYong Motorsport ha finalizado la jornada en la 47ª posición tras 6 horas, 53 minutos y 15 segundos al volante, 3:56:24 más que el vencedor del día, el francés Cyril Despres, nuevo líder en coches. En la categoría de Rookies, Fuertes ha logrado el sexto puesto.

 En la clasificación general, el madrileño figura en la 46ª plaza (+4:03:38) y es el cuarto español en coches, tan sólo tras tres leyendas del Dakar como Carlos Sainz, Nani Roma e Isidre Esteve. Óscar también es sexto absoluto en Rookies y quinto en la categoría T1.3 de vehículos gasolina con dos ruedas motrices.

 

Pese a las buenas sensaciones, no han faltado dificultades y problemas para Óscar Fuertes y su copiloto Diego Vallejo. “Han sido 267 kilómetros infernales. La gente te habla mucho de la dureza del Dakar y yo ya me hacía una idea, pero ha sido ahora cuando he tomado verdadera conciencia de lo que decían”, relataba exhausto tras llegar a la línea de meta.

 

“Íbamos muy bien hasta el kilómetro 70, cuando se nos quedó la dirección trabada en una duna. Tardamos mucho rato en arreglarlo y perdimos una hora y pico. Más tarde, en otra duna, rompimos el morro. Nos rozaba en la rueda y tuvimos que desmontarlo y sacar la defensa y los faros. Perdimos otra media hora o más y debimos parar varias veces, pero pudimos continuar. Así llegamos hasta el final”, proseguía el debutante.

 Para Vallejo, “sin duda ésta ha sido la etapa más exigente que he disputado en mis tres participaciones en el Dakar. Difícil no, lo siguiente. Aunque hemos sufrido un poco en una jornada tan dura, Óscar ha estado increíble al volante y hemos cogido todos los waypoints, por lo que estamos muy satisfechos”.

 

El copiloto gallego también ha destacado el excelente funcionamiento del SsangYong TivoliDKR: “Mecánicamente el coche va perfecto. Motor, suspensiones, chasis… Además, hoy hemos aprendido un par de trucos que seguro que nos servirán para las próximas etapas. Ahora hay que seguir haciendo kilómetros. Tenemos que trabajar con humildad porque el Dakar te atrapa en nada si te relajas”.

 

El siguiente reto de Óscar Fuertes y Diego Vallejo llega hoy lunes en una tercera etapa entre Pisco y San Juan de Marcona con 296 km de especial y 208 km de enlace. Esta nueva jornada en suelo peruano volverá a transitar principalmente fuera de pistas.

 

 

Modificado por última vez enLunes, 08 Enero 2018 15:57
(0 votos)
Visto 293 veces