Jose Andres

Fiat 500s: un coche que enamora

Publicado en Pruebas

Elegante, juvenil, deportivo, coqueto, atractivo… así es el Fiat 500s. Un auténtico ejemplo de lo que los magos italianos encargados del diseño de estos coches pueden llegar a hacer. Son múltiples las versiones que tenemos a nuestra disposición dentro de la gama 500. Desde los más deportivos 3 puertas, hasta los más versátiles como el Living o el Trekking. En este caso, los responsables de Fiat pusieron a nuestra disposición una auténtica joya tanto mecánica como estética. El 500S te entrará por los ojos, te enamorará cuando te sientes junto al volante y te volverá loco en el instante en que aprietes el botón Sport del salpicadero.

Por los ojos

La estética del Fiat 500 es llamativa sea cual sea la versión que probemos. Siempre nos ha gustado y es un coche que no pasa desapercibido lo dejes donde lo dejes. Uno de los puntos a favor es la acertada elección de las tonalidades. Nunca me cansaré de decirlo, que para gustos los colores, y que el “azul brillante” que tenia el 500s nuestro, sin duda, a mi me parece más que acertado. Con esta premisa, al primer vistazo, el  500s engancha.

   

La vista se nos va rápidamente a las llantas, de radios y aspecto deportivo acabadas en plata con el logo 500 y con la guinda de las pinzas de freno en rojo. Los faldones laterales, delanteros y traseros nos indican que estamos ante un “proveedor de sensaciones”, aumentando esta imagen deportiva las rejillas de tomas de aire en los traseros.  Pequeñito pero “pintón” y con aire deportivo es la sensación que nos queda después de echarle un primer vistazo.

Un paso más y ya nos acercamos a la puerta delantera y nos vamos preparando para “la que se avecina”. Si llamativo es por fuera, por dentro lo es aún más. Tiramos de la puerta y los ojos no saben donde ir. Al pomo de la palanca de velocidades acabado en rojo, al volante de aspecto deportivo achatado en la parte baja, a los guarnecidos de las puertas combinados en azul y negro, a los asientos también en dos tonalidades y personalizados con el logo 500s….. Bufff que de cosas. Después de asimilarlo, nos sentamos en el volante. Una gran esfera no da gran cantidad de información, importante eso sí, formación, tal como un económetro en el  lado derecho junto al nivel de combustible, la velocidad en gran tamaño, datos del ordenador de a bordo como el consumo y autonomía, y en el lado izquierdo la temperatura del motor y rpm.

En la consola central justo encima de la palanca de cambios (ésta no va situada entre los dos asientos) tenemos todos los mandos que controlan el climatizador y aparato de sonido. Y… el botón mágico. El botón que convierte al pequeño 500s de 0,9 litros de cilindrada y 95 caballos, amante del tráfico urbano y de los sitios estrechos, en un “proveedor de sensaciones”. Pero no solo estéticas….

El botón “sport”, que como no podía ser de otra forma esta acabado en rojo. Pulsamos y ….el reloj central cambia totalmente su decoración. Nos olvidamos del “eco index” y aparece el nivel del turbo. Dejamos de lado los consumos instantáneos y autonomía y vemos, INCREÍBLE, unos indicadores de fuerzas G, tanto de aceleración y frenada como de fuerzas laterales. Y la guinda la pone el marcador de rpm, antes discreto y ahora con forma de bandera en cuadros rojos y negros.

EN MARCHA

Está claro que el 500s nos ha enamorado y que sin duda, nos ha entrado por los ojos. En marcha, por la ciudad y con los problemas de tráfico que tenemos, se desenvuelve como pez en agua (sin pulsar el botón sport), con la agilidad común de cualquier modelo de este tamaño. No vamos a entrar en valoraciones de si va mejor o peor que otros. El que se compra un 500 ya sabe las virtudes que tiene y, al mismo tiempo las limitaciones no le pillarán de improviso. Iremos al cole a por los niños, eso sí, si solo necesitas 3 plazas además del conductor, con celeridad y probablemente lo dejaremos aparcado en cualquier hueco. Si desde allí, vamos al super con las tres mochilas en el maletero a hacer la compra, tal vez tengamos que ir a uno que tenga servicio a domicilio… Pero el que se compra este coche ya sabe a que atenerse….

Después de luchar con el tráfico durante la semana y los parkings, llega el momento de disfrutar del botón mágico rojo del salpicadero. Como hemos dicho, lo pulsamos y los nervios aparecen al ver como cambia la consola. La respuesta del acelerador cambia desde el primer momento y nos sentimos como auténticos pilotos…. Eso sí, respetando las normas de tráfico. Anda como un “pepino”, frena como el que más y acelera que se las pela…..Este es el resumen más claro de la sensación que ofrece el 500. Increible lo que un motor de menos de 1 litro puede llegar a ofrecer. Si a esto le añadimos unas suspensiones con tarado firme muy cerca de ser deportivas, unos frenos que mas que frenar muerden los discos y unos neumáticos que se defienden bastante bien…. “las sensaciones están aseguradas”.

Así es el 500S, un coche que entra por los ojos, un coche que enamora, un coche que es el rey de la ciudad y que transmite grandes sensaciones cuando la dejamos atrás, parco en consumos… resumiendo, un “proveedor de sensaciones”.

 

Leer más ...

Nuevos BMW X5 y X6 M: la saga de los históricos M continúa con estos X5 y X6

Publicado en Noticias

BMW M vuelve a establecer varios listones de referencia en el segmento de los Sports Activity Vehicles (SAV) y de los Sport Activity Coupés (SAC) con los nuevos BMW X5 M y BMW X6 M (en ambos casos, consumo combinado de combustible de 11,1 l/100 km y emisiones de CO2 en pruebas combinadas de 258 g/km)*. La generación precedente, en la que por primera vez se trasladó en 2009 el carácter de altas prestaciones de los automóviles de BMW M GmbH a los modelos X de BMW de tracción total, logró convencer por su extraordinario comportamiento dinámico. Los nuevos modelos BMW X5 M y X6 M continúan ahora con esa exitosa historia, si bien agregando cualidades dinámicas claramente superiores, acentuando el expresivo diseño y mejorando la extraordinaria eficiencia.

El nuevo BMW X5 M y el nuevo BMW X6 M combinan las características típicas de la exitosa serie X de BMW (exclusividad, robustez, agilidad y utilidad diaria) con las altas prestaciones de los modelos M de BMW. Estas extraordinarias prestaciones se manifiestan a través de gran un dinamismo de ambos modelos y en las cifras que marca el cronómetro. Concretamente, los dos modelos son capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos con la caja de cambios M Steptronic de 8 velocidades.

 

Innovadora tecnología de los propulsores. 
El nuevo motor M TwinPower Turbo del BMW X5 M y del BMW X6 M es el propulsor más potente que BMW jamás desarrolló para un modelo de la marca con tracción total. El motor V8 de 4.400 cc tiene una potencia máxima de 423 kW/575 CV, disponible entre 6.000 y 6.500 rpm, gracias a su innovadora tecnología M TwinPower Turbo con carga TwinScroll Bi-Turbo, colector compartido por las dos bancadas, VALVETRONIC e inyección directa de gasolina High Precision Injection. En consecuencia, la potencia máxima es un 4 por ciento superior a la de los modelos anteriores. El progreso se pone de manifiesto aún con más claridad cuando se observa la forma de entregar esa potencia. El motor tiene ahora un par de 750 Nm, disponible entre las 2.200 y 5.000 vueltas, lo que significa un aumento de 70 Nm, es decir, de aproximadamente un 10 por ciento.

Al mismo tiempo, fue posible reducir el consumo de los modelos BMW X5 M y BMW X6 M en más de 20 por ciento, es decir, desde 13,9 a 11,1 l/100 km; las emisiones de CO2 también pudieron reducirse en 20 por ciento, siendo ahora de 258 g/km. Los dos modelos son capaces de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,2 segundos con la caja de cambios M Steptronic de 8 marchas con Drivelogic. La velocidad máxima está limitada electrónicamente o a 250 km/h.

 

Imagen imponente y equipamiento exclusivo. 
Gracias a sus marcadas formas, el nuevo BMW X5 M y el nuevo BMW X6 M demuestran a primera vista sus ambiciones deportivas. El exterior, todo del mismo color, consigue que ambos modelos parezcan aferrarse a la pista. Por su parte, la diferencia de las dimensiones de los neumáticos delanteros y traseros acentúa el ancho de vía y, a la vez, realza el gran valor de los dos vehículos. Las numerosas modificaciones del exterior contribuyen además a diferenciar ahora aún más los modelos M de las versiones convencionales de BMW X5 y BMW X6. Las grandes entradas de aire frontales, las branquias laterales que llevan el emblema del modelo, así como los «air breathers», es decir, las salidas de aire en los pasos de ruedas delanteros, el soporte doble de los espejos retrovisores exteriores, típico de los modelos M, los cuatro tubos de escape, también propios de estos modelos, así como el alerón posterior del BMW X6 M garantizan una imagen propia y típica de las versiones M de la marca alemana. La exclusiva oferta se completa mediante llantas de aleación ligera M de 20 pulgadas de diferentes dimensiones adelante y atrás, u opcionalmente con llantas de aleación ligera forjadas M de 21 pulgadas.

El diseño de gran calidad del habitáculo convence por su acertada combinación de componentes deportivos, los exclusivos materiales y el impecable acabado. Así lo confirman el tablero de instrumentos M, el volante M de cuero con  levas de cambio en aluminio, la palanca selectora de cambios M con accionamiento de la conocida caja de cambios M de doble embrague, los asientos delanteros deportivos M regulables eléctricamente, el reposapiés M para el conductor, la pantalla virtual opcional Head-Up Display que, además de las informaciones estándar, incluye funciones M de indicación adicionales, es decir, la marcha que está puesta, el margen de revoluciones y la luz destellante «shift light» que recomienda subir de marchas.

Además, el cliente de los nuevos BMW X5 M o BMW X6 M puede recurrir a la gran variedad de equipamientos opcionales de carácter exclusivo M, entre ellos, por ejemplo, las llantas de aleación ligera M de 21 pulgadas, o bien los asientos M multifuncionales. Además, se ofrece dos nuevas pinturas M exclusivas.

Leer más ...

El Seat Toledo más atractivo con faros LED

Publicado en Noticias

El SEAT Toledo aumenta su atractivo al incorporar los faros de LEDs integrales en combinación con los grupos ópticos también de LEDs. De esta forma, el modelo de la marca española se convierte en el primer vehículo de su segmento en ofrecer esta tecnología, lo que le sitúa en una destacada posición respecto a sus rivales. Con un diseño único y distintivo, los faros integrales de LEDs otorgan al Toledo una imagen exclusiva, fiel al nuevo lenguaje de diseño de SEAT.

No hay duda de que la tecnología LED ofrece numerosas ventajas: proyecta una luz con una temperatura de color de 5.300 kelvin, que se aproxima mucho a la luz de día. Con esta intensidad la vista no se cansa. Además, los LEDs son muy eficientes ya que consumen muy poca energía: alrededor de un 50% menos que los faros halógenos.
 
El contorno de las luces de posición y de circulación diurna del SEAT Toledo lo conforman dos LEDs blancos en cada unidad. Nueve LEDs amarillos integrados en cada lado hacen la función de intermitente. Las luces de posición contienen seis módulos, mientras que al encender las luces largas se activan tres potentes LEDs adicionales y el haz de las luces de posición se eleva. Por otra parte, los faros de LEDs integrales no necesitan ningún tipo de mantenimiento y su vida media es igual a la vida útil del vehículo.

Con la llegada de los nuevos faros integrales de LEDs, el Toledo será fácilmente reconocible en cualquier situación, tanto de día por el diseño de su luz diurna con LED, como de noche por su potente haz de luz blanca.

El SEAT Toledo con faros LED ya está disponible en la red de concesionarios oficiales con el acabado Style. El precio de este atractivo opcional es de 1.030 € con el 0,00% de Impuesto de Matriculación, y de 1.070,43 € con el 4,75%.

Leer más ...

Muchas veces, cuando buscamos la máxima efectividad en un coche, inconscientemente nuestra mente se nos va a Alemania. Evidentemente no descubrimos nada al decirlo, pero si hay un país que busca la máxima eficiencia en sus productos con una calidad al más alto nivel y sin temer nada a los alemanes, ese es Japón. Sus coches son eficientes, modernos, dinámicos, desmarcándose de sus rivales en muchos aspectos y con una fiabilidad a prueba de bombas. En este caso, por nuestras manos ha pasado una de las últimas producciones del gigante Honda: el Civic 1.6 i-DTEC de 120 caballos.

Lo primero que tenemos que tener claro a la hora de valorar este coche es en que nicho de mercado hay que colocarlo. No podemos decir que no ofrece sensaciones dinámicas, tampoco podemos decir que en la ciudad no se mueva bien, como tampoco debemos decir que no sirve para viajar. Sirve para todo y podemos catalogarlo como un coche muy equilibrado en todos los aspectos.

Poco a poco las cifras de potencia de muchos vehículos de este segmento están bajando considerablemente, y si no bajan, se siguen manteniendo los topes de gama pero aparecen versiones con motores mucho más económicos. Los argumentos de venta que tiene el nuevo Civic 1.6, además de lo comentado en el primer párrafo es la economía de consumo. Te podrá gustar o no gustar estéticamente hablando, sus líneas te podrán parecer continuistas o te podrán insuflar un soplo de aire fresco…. Ante los colores y los diseños de los coches, hay gustos para todos. Pero donde no cabe discusión es en las cifras. Pocos coches de esta categoría pueden ganarle en esta faceta. Hablando de cifras de consumo, conseguir una media de menos de 5 litros cada 100 km está al alcance de muy pocos. Durante nuestra prueba, los consumos nos hubieran permitido estar muy cerca de los 1.000 km sin repostar.

Hablando de cifras, su tamaño es de algo más de 4,3 metros, con una anchura de 1,77 m. y una distancia entre ejes de 2,6 metros. Es un coche ideal para moverse por la ciudad, agil de reacción, con buena capacidad de giro y un excelente maletero de 477 litros hasta la línea de las ventanas. Si plegamos los asientos, hasta la misma línea la capacidad asciende hasta los 1210 litros y en la misma posición de asientos pero hasta el techo, llegamos hasta los 1.378 litros. Además, la superficie de carga es totalmente plana, lo que facilita su acceso y la colocación de todos los objetos.

Vamos a adentrarnos en su interior y nos llama la atención desde el primer momento la calidad de todos los elementos y materiales del habitáculo. Pronto encontramos la postura ideal para conducir y destaca la comodidad de los asientos y la amplia visión de la carretera que tenemos. El cuadro de relojes y el panel de mandos es bastante futurista, con tres grandes esferas en la zona central y una gran pantalla multifunción para controlar los accesorios del Civic. Llama la atención un botón verde en la zona izquierda del salpicadero que tiene el indicativo de ECO. Una vez pulsado, el cuadro de mandos va cambiando de color azul a verde según seamos de cuidadosos con el pedal del acelerador, indicándonos como es nuestro nivel de “economía de consumo”.

Las plazas traseras son amplias y cómodas para dos adultos mientras que el tercero que se sienta en la banqueta central lo tiene un poco más complicado si es de “tamaño grande”. Sin duda, bajo mi punto de vista, este tipo de coches están más pensados para cuatro plazas que para cinco,,, pero para una urgencia, esa quinta plaza puede venir bien. En estas banquetas traseras es donde los ingenieros de Honda han sacado el máximo partido a su imaginación. Además de abatir el respaldo contra la banqueta como comentamos en párrafos anteriores, en el Civic, ésta se puede elevar contra el respaldo ofreciendo un espacio de carga que en un principio puede parecer inútil e inservible, pero seguro que en alguna ocasión tenemos que trasladar de un sitio a otro un “paquete” con cierta altura y que no se pueda mover de un lado a otro… como por ejemplo los extraños embalajes que mas de uno de nosotros ha tenido que sufrir en una tarde de sábado de compras en el IKEA.

COMPORTAMIENTO DINAMICO

Como hemos dicho antes no estamos ante un Civic hiperdeportivo con prestaciones de infarto. Hablo de prestaciones puras tales como aceleraciones brutales con exhibición de potencia, velocidad punta etc. Si hablamos de consumos, sin duda es el campeón. A nuestro parecer los 120 caballos son mas que suficientes para sacarle todo el partido al conjunto de chasis suspensiones y frenos. Es un coche agil gracias a su acertado reparto de pesos, y en los cambios de dirección repentinos tan solo echamos de menos un tarado de suspensión algo más duro. Ideal para viajes, silencioso, alto nivel de confort, ausencia total de vibraciones y casi 1000 km de autonomía. Poco más podemos pedir…

Como conclusión, el Civic nos ha parecido un coche muy equilibrado, con un diseño atrevido que no deja indiferente a nadie, que se comporta igual de bien en ciudad que en carretera y que podemos decir que es un auténtico CAMPEON en mayúsculas en los consumos. 

Leer más ...