Fiat Doblo Panorama Trekking: tres en uno

by

¿Furgoneta, Monovolumen o SUV?  Esta es la primera cuestión que nos planteamos cuando nos subimos por primera vez en la Doblo.

Vamos a hacer un ejercicio de imaginación y veamos las razones de por que nos hacemos estas preguntas. Empezamos por la Doblo en su caracterización de furgoneta.  Tan solo pensamos en el maletero, sin ver nada más. Empezamos a meter cosas, una detrás de otra y nos damos cuenta de que tiene un estómago inacabable.

Litros y litros de capacidad, a los que podemos añadir unos cuantos más quitando la bandeja portaobjetos y colocando la pertinente rejilla separadora… La capacidad total en cifras llega casi hasta los 800 litros, que se duplican al quitar la comentada bandeja. Además, también existiría la posibilidad de replegar los asientos en 60/40 con lo que la ganancia en capacidad también es sustancial.

La versión furgoneta en su más amplia expresión. Capacidad a prueba de bombas… mas bien dicho, a prueba de equipaje para un par de semanas de una familia de 2 adultos y 3 adolescentes…

Superado el trámite de la versión “furgoneta”, vamos a centrarnos en el Monovolumen. Dejamos atrás la capacidad para equipaje y buscamos la capacidad para personas.  Empezando por las plazas traseras, un punto a su favor es, sin duda, la apertura deslizante de ambas puertas laterales.

Este sistema facilita el acceso al habitáculo en estas plazas hasta en esas situaciones límite en las que hemos aparcado en batería y casi tendríamos que hacer ejercicios de contorsionismo para poder entrar en el caso de llevar apertura convencional. Una vez dentro, las tres plazas son lo suficientemente amplias para viajar con comodidad los tres adolescentes que anteriormente nos habían llenado el maletero de equipaje. 

Las dos plazas delanteras ofrecen buen espacio y comodidad suficiente. Versión monovolumen para viajar cómodamente los 5 componentes de la familia superada con excelente nota.

La versión SUV puede que sea la que más “escasa” se queda. No podemos decir que es un SUV ya que las posibilidades de tracción que ofrece no podemos compararlas con un SUV, pero si nos va a permitir hacer alguna excursión y sacarnos de algún apuro en un momento dado.  Esta versión Trekking se diferencia de sus hermanos de gama en que ofrece una distancia libre al suelo mayor, concretamente de 10 mm, neumáticos mixtos (M+S), y un  control de tracción específico (denominado Traction+), que se puede conectar por debajo de 50 km/h, que nos aporta un “plus” de tracción cuando las condiciones del terreno se complican, completando el “kit”, unas  protecciones delanteras de los bajos.  Prueba superada de la versión SUV.

HABITACULO

Después de la disertación para ver en que segmento encuadramos a la Doblo, pasamos a describir como es su interior. La verdad es que una vez sentados en el asiento del conductor pronto nos damos cuenta de que tiene poco que envidiar a los acabados de muchos turismos. Buenos ajustes,  calidad de los plásticos y acabados bastante buena, excelente insonorización y muchos detalles que hacen que la vida a bordo sea muy agradable. El cuadro de relojes esta presidido por el velocímetro y el cuentarrevoluciones acompañador por los marcadores de temperatura y nivel de combustible y un ordenador multifunción que nos da correcta información sobre todos los parámetros del viaje: consumo medio, consumo actual, autonomía, km…..

En la consola central, la pantalla táctil multifunción  U-Connet  con navegador TomTom reclama toda la atención.  Un poco más bajo encontramos la botonera con distintas funciones, dejando en el  lado izquierdo el botón mágico del Traction+ que en más de una ocasión puede ser nuestra salvación aumentando la capacidad de tracción siempre y cuando no superemos los 50 km/hora.

Cerca del volante y en una posición elevada, muy cómoda de accionar, encontramos la palanca de cambios de 6 velocidades, con un funcionamiento suave y preciso y con acabado en cuero, lo que le da cierto aire de “luxury”.  Otro detalle a tener en cuenta y viendo que el “confort” también es importante para este modelo, para el asiento del conductor disponemos de un apoyabrazos central.

En un vehículo de este tipo siempre es importante tener espacio suficiente para dejar objetos sin peligro de que se caigan o estorben durante la conducción. Y en la Doblo encontramos diversas soluciones para ello. En el túnel central los huecos habituales con uno específico para las botellas, en los paneles de las puertas más de lo mismo, espaciosos y útiles,  pero justo encima del parabrisas, entre éste y el techo, disponemos de una gran bandeja que va de lado a lado con red incluida que, gracias a su gran espacio, podemos convertirlo en un “buen almacén de objetos”.

EN MARCHA

Después de haber dicho líneas arriba que podíamos “compararlo”, siempre salvando las distancias, con un monovolumen,  las prestaciones y comodidad de marcha tienen que estar a un buen nivel.

Y así es. Como cualquier turismo de gama media. Cómodo, amplio, fácil de conducir, buena insonorización… Y un buen motor. La versión que hemos tenido la oportunidad de probar equipaba el propulsor más potente del modelo Trekking, la 1.6 de 120 caballos asociada a una caja de cambios de 6 velocidades. Es un motor que funciona como un reloj en cuanto pasas la línea de las 1.500 rpm, (hasta ahí se muestra un poco perezoso) y con una suavidad total y buena celeridad, actuando con el cambio llegamos hasta la sexta velocidad a 2.500 rpm superando ya los límites de la velocidad máxima permitida.

Evidentemente no podemos pedir aceleraciones fulgurantes, ni velocidad máxima de turismo, ni reacciones de un deportivo. Cumple sobradamente con su objetivo. Un coche amplio, ágil, cómodo y con una excelente relación potencia/versatilidad/consumo, dejando este en una media por debajo de los 7 litros siempre con carga y respetando los límites legales.

TRES EN UNO

Este es el mejor resumen que podríamos decir de la Doblo Panorama Trekking: monovolumen, furgoneta y SUV. Cada una de las “versiones” con sus limitaciones lógicas pero cumpliendo sobradamente su objetivo.

Leer más ...

Nuevo motor 1.5 de 130 CV para el Peugeot 308 SW

by

Poco a poco todas las versiones del Peugeot 308 van pasando por nuestro banco de pruebas y si tuviéramos que elegir uno de todos ellos tal vez sería este. Con esto no quiero decir que los demás no me gustarán. Al revés. La decisión ha sido dura y seguro que cuando el siguiente 308 pase por estas páginas,  es probable que cambie  de opinión, y sea otro 308 el que me encandile.

 

¿Cuáles son las razones que esgrime este 308 SW para que me decantara por él? En realidad son muchas y después de hacerle unos cuantos km por todo tipo de carreteras y en multitud de condiciones, el día antes de devolverlo a las instalaciones de Peugeot, tras unos minutos de reflexión, me dije: “…podría ser mi coche…”.

 Empezando por la practicidad y el partido que le puedes llegar a sacar a la carrocería SW, con más de 600 litros de capacidad en su maletero, encuentro el primer punto a favor. Si tienes familia con varios hijos y todavía tienes que viajar con uno o dos carritos de bebe, con este maletero lo tendrías prácticamente solucionado, quedando libre todavía algo de espacio para llevar equipaje. Este no es mi caso, pero por experiencia propia, he de decir que caben perfectamente dos MTB con las ruedas quitadas y con la cortinilla que tapa el equipaje totalmente estirada. Primer gran punto a favor.

 

Seguimos con otro argumento de compra muy mirado actualmente por todos. La economía de consumo y sencillez de funcionamiento mecánico. Evidentemente si lo que buscas son prestaciones puras, con aceleraciones que te dejan la espalda pegada al asiento, este no va a ser tu modelo ideal. Pero si lo que buscas es un coche que a tope de carga te saque del atolladero con un ligero toque al acelerador y que manteniendo velocidades crucero guardando la legalidad tenga un consumo que casi te da risa, este es tu coche.

 Es decir, necesitas espacio extra en el maletero, buena respuesta mecánica y los excelentes acabados y terminaciones de Peugeot, el 308 SW puede ser una gran opción de compra.

 DENTRO

Después de esta introducción que ha sido bastante más larga de lo que suele ser habitual en mis test y, en la que ha quedado clara cual es mi sensación sobre este modelo, pasamos a cosas totalmente objetivas, como son los detalles del 308.

Nada mas sentarnos en el asiento del piloto, la sensación que transmite de calidad de materiales es muy alta, incluso me atrevería a decir que supera a la de algunos modelos que se supone que son “Premium”.

La butaca es cómoda y con un mullido y sujeción ideales para las grandes cabalgadas de km que haremos con este modelo. Un ligero vistazo al cuadro de relojes y a la izquierda tenemos el velocímetro y a la derecha el cuenta revoluciones, que como ya he comentado con otros modelos 308 gira en sentido contrario a las agujas del reloj.

Las multiples regulaciones del asiento y volante permiten conseguir una posición cómoda en muy poco tiempo y la visibilidad es muy buena en todos los angulos.

Preside la consola central la pantalla multifunción que ya hemos visto en otros modelos de la marca con conexiones Android Auto y Apple CarPlay, facilitando la conexiones entre coche-movil y aumentando la seguridad. No pueden faltar acompañando a la pantalla, como es lógico las conexiones USB y 12 V.

Bajo la pantalla LCD encontramos el botón del volumen del sonido, tecla de warning…. y ya en la columna central, la palanca de cambios y el accionamiento de freno de mano electrónico.

Otros detalles de confort que encontramos en el acabado Allure que es el que nos ocupa son los siguientes:

  • Paquete Visibilidad
  • Detector de obstáculos delanteros
  • Faros antiniebla
  • Espejo retrovisor interior electrocromo
  • Espejos retrovisores exteriores abatibles eléctricamente
  • Llantas de aleación de 17 pulgadas
  • MirrorLink + Navegación Conectada 3D
  • Peugeot Connect SOS y Assistance + Peugeot Teleservices

Con el aumento de la batalla de este modelo respecto a su hermano de 5 puertas, la habitabilidad ha ganado unos cuantos enteros. Las plazas delanteras prácticamente son idénticas, pero donde se nota una gran diferencia es en el espacio para las piernas en las plazas traseras. Un plus de amplitud para los viajeros que en largas tiradas van a a agradecer enormemente.

He de decir además, que este 308 SW lleva techo panorámico y con él totalmente abierto, la luminosidad y amplitud del habitáculo gama muchísimos enteros.

 

MOTOR

La verdad es que con todas las noticias que tenía acerca de este motor y todo lo que había leído sobre él, no era difícil adivinar que me iba a gustar bastante.

1.5 BlueHDI, con 130 caballos asociado a una caja de cambios manual de 6 velocidades hace pensar que va a ser un “rata” hablando de consumos. En nuestra prueba, he tenido momentos circulando por la autovía con dos adultos más equipaje y un par de bicicletas en el maletero que escasamente llegábamos a los 4 litros cada 100 kilómetros. ¿Se le puede pedir algo más?. Yo creo que no. Un motor eficiente, silencioso, eficaz cuando se le necesita y que consume una ridiculez, muchísimo mas que suficiente para convertirse en nuestro compañero de km.

El conjunto de dirección, frenos y suspensión va acorde con todo el equipo. Tal vez me ha llamado la atención la suavidad de la dirección, muy directa y sensible, pero al mismo tiempo eficaz y rápida. Los frenos y suspensiones cumplen con su cometido perfectamente en todas las situaciones, tanto circulando vacíos como a plena carga.

Otro detalle que no me quiero dejar en el tintero es lo acertado de los desarrollos de la caja de cambios. En las primeras velocidades si quieres buscar algo de chicha al motor, tienes que subir un poco más de régimen de giro, cosa que es muy fácil de mantener gracias a los comentados desarrollos y al poco recorrido de la palanca de cambios.

Como resumen a los datos y eficiencia del propulsor, baste decir que en algo más de 700 km de prueba, con un 70% carretera y 30 % ciudad, el consumo medio no ha superado los 6 litros.

 

CONCLUSION

En este caso, os remito a las primeras líneas. Estamos ante un coche que tiene como objetivo el buscar un buen equilibrio entre espacio, habitabilidad, prestaciones y consumos. Lo consigue con buena nota y si además le añadimos un buen nivel de confort y excelentes acabados al nivel de un algunos “Premium”, estamos ante una alternativa “muy inteligente” de compra.

 

 

Leer más ...

Audi Q7 3.0: un SUV difícil de olvidar

by

Si soy sincero, debo decir que cuando pruebas un coche de este tipo es muy difícil hacerlo de forma totalmente imparcial. Y cuando digo imparcial no me refiero a que tenga intereses especiales en la marca de los cuatro aros, me refiero a que Q7, significa mucho, 3.0 TDI de mas de 270 caballos, también y, si además lo aderezamos con el acabado S-Line, es fácil hablar bien de él.

 

La cifras de prestaciones, los detalles de acabado que tiene, lo imponente de su linea... todo hacen un Q7 espectacular en todos los sentidos y permite que cuando te dispones a conducirlo todo un festival de sensaciones aparezca alrededor y no es facil abstraerse y escribir sobre él sin que esto influya....pero la sinceridad pesa y, al final, son tantas experiencias que ofrece que va a ser dificil encontrarle alguna pega.

 

¿Donde colocamos al gran Q7? ¿Todo terreno de lujo? ¿Bestia devorakilometros en asfalto? ¿SUV de grandes dimensiones con 7 plazas y con todo el lujo y comodidad de una berina premium de ultima generación?

 La primera opcion de todo terreno de lujo le queda un poco grande ya que si catalogamos a los TT como coches que equipen reductora y que sean capaces de sortear grandes obstaculos cuando el negro asfalto desaparece, el Q7 no es de estos. Sus dimensiones, altura libre al suelo, angulos de ataque y salida y unos neumaticos de 22 pulgadas pensados para el asfalto, le alejan de esta definicion.

En cambio si podriamos decir que es una combinacion de las otras dos. Un SUV grande, con disponibilidad de 7 plazas, que permite ciertas excuriosnes of road sin demasiadas complicaciones y que a la hora de “andar” por carretera lo hace de forma majestuosa.. este si es el Q7.

EXTERIOR

Con una linea imponente que supera ligeramente los 5 metros de longitud, le falta muy poco para llegar a los 2 metros de ancho y 1,7 metros de altura, debo decir que el Q7 es un coche grande. Tendremos problemas para colocarlo en algunas plazas de garaje pero como contraprestacion a esto, la habitabilidad y el espacio es superlativa.

 

La imagen que transmite el Q7 es la de un coche fuerte y musculoso. La enorme parrilla delantera que preside el frontal deja paso a unos faros led de ultima tecnología que hace que se conviertan en dia las más negras noches de las llanuras castellanas. Unos enormes paragolpes envolventes acabados en el mismo color de la carroceria le dan el toque definitivo de deportividad y señorio.

 

En su vista lateral, observamos que la aerodinamica tambien ha jugado un papel importante en las pautas del diseño de este gigante devorakilometros. Pero lejos de liarnos con cifra de cx y demas y hablar de datos tecnicos, la realidad es que si bonita e impactante es la vista frontal, la lateral lo es aun mas con unas espectaculares llantas de 22 pulgadas y unos perfiles laterales en la parte baja de las puertas.

En la vista trasera, tambien unos espectaculares grupos opticos unidos a un discreto aleron y al enorme paragolpes que está perfectamente integrado en la carroceria ponen la guinda al pastel.

 

SENSACIONES

Despues de todo este festival de sensaciones oculares, vamos a otro tipo de sensaciones. Las que son más reales y menos subjetivas. Solo con abrir la puerta y echar un ligero vistazo, algo te invade y te dice...” venga para adentro...”.

Primera sensacion... la puerta no pesa. Con lo grande que es, lo ancha que es y todo el material tecnológico que lleva en sus entrañas, llama la atencion lo ligera que es y que, simplemente con cerrar de una forma muy suave y sin ningun esfuerzo, el Q7 ajusta automaticamente el cierre y cuando lo hace parece que estás en la cabina de un avion.

Un pequeño toque y el corazon de 3 litros se pone en marcha y todo el cuadro de mandos se ilumuna para ofrecernos un sinfin de posibilidades. Desde las distintas configuraciones del cuadro de relojes pudiendo elegir entre una gran imagen del navegador con las esferas muy pequeñas, o unas grandes esferas de velocimetro y rpm y entre ellas el ordenador de abordo con toda la informacion que podamos necesitar sobre el funcionamiento del coche, hasta la enorme pantalla escamoteable, todo rezuma calidad y una gran funcionalidad.

Todos los mandos estan su sitio y tienen un funcionamiento totalmente intuitivo y facil desde el primer momento.

Sin duda, en el interior podemos apreciar desde el primer momento el buen hacer de la marca de los cuatro aros, estando por encima de sus rivales más directos. Los materiales estan escogidos con gran acierto y cada mando o pulsador tiene un tacto exquisito. Estariamos todos el dia accionandolos por el mero hecho de hacerlo nada mas.

Justo debajo de la pantalla escamoteable encontramos una gran rejilla de aireacion, dejando paso algo más abajo a los mandos del climatizador. La consola central recoge un buen numero de botones así como el mando de la palanca de cambio, el MMI con un gran touch-pad, huecos para las convenientes botellas, recipiente para depositar las llaves o monedas y un gran apoyabrazos divisible de forma independiente para el conductor y pasajero.

En la posicion del conductor, la postura ideal se consigue de forma muy sencilla y el volante, de cuero y achatado en la parte baja, ofrece un tacto muy agradable gracias a la calidad de los materiales. Justo a la altura de la vision encontramos tambien el Head up Display, un toque de distincion calidad que aumentar en gran medida la seguridad del Q7.

 

No podemos olvidar otro boton “magico” que permite elegir el tipo de conduccion que cambia varios parametros mecanicos con el fin de adaptarse a las necesidades del conductor. Disponemos de las posiciones de Individual, confort, dynamic, sport.... siempre tendremos la mejor opcion dependiendo de nuestras necesidades.

El espacio en la segunda fila de asientos es bastante grande. Permite viajar a tres adultos, no diremos que con la misma comodidad que en las butacas delanteras, pero si con una comididad mas que acpetable. Para hacernos una idea es bastante mas que el 2+1 que vemos en otros modelos de menor tamaño. En cuanto a la tercera fila de asientos, es ideal para los mas pequeños de la familia. Un adulto lo tiene dificil en esta posicion.

 

MOTOR Y CONDUCCION

Sin darnos cuenta apretamos el boton de arranque y en vez de ponerlo en marcha lo paramos. Esto sirve para explicar de una manera muy clara el nivel sonoro que tenemos en el habitaculo. Si da la casualidad de que tenemos el equipo de sonido en un nivel “logico”, nunca oiremos el propulsor.

Ya en marcha, engranamos la D y pronto el Q7 se mueve. Circulamos por la ciudad y la suavidad de funcionamiento tanto del propulsor como de la caja DSG de 8v hace acto de presencia. Da igual que haya paradas entre semaforos, arrancadas, frenadas, el 3.0 de 272 caballos siempre está lleno y se mueve con extrema soltura.

Salimos a la autovia y tan solo debemos proponernos un destino. Da igual los kilometros que tengamos por delante. El Q7 se adapta a la carretera como un guante, filtra las irregularidades con total solvencia y vamos en un autentico devora kilometros. Estos pasaran todo lo rapido que queramos.... mas bien todo lo rapido que debamos, ya que es muy facil superar los límites legales sin darnos cuenta. Para evitarlo, el control de velocidad automatico con alerta de colision permite viajar a las velocidades legales olvidandones del pedal derecho.

Si nos adentramos en alguna zona de curvas y queremos jugar con la DSG, podemos accionarla tanto con la palanca situado en la consola central como con las levas que encontramos detras del volante. Poco podemos decir de las DSG, un prodigio de funcionamiento, suavidad, efectividad y velocidad de actuacion.

La traccion Quattro dota al Q7 del extra de la seguridad cuando circulamos por terreno deslizante manda la potencia a las ruedas a través de un sistema de tracción integral permanente con control vectorial, siendo capaz de modificar su reparto en un rango que abarca desde 70:30 a 15:85.

Los datos oficiales del motor van desde los 272 caballos entre 3250 y 4250 rpm, 600 Nm de par, 235 km/hora velocidad máxima y unos consumos oficiales de 6,5 en ciclo urbano, 5,7 extraurbano y 6 de consumo medio. En nuestra prueba de algo mas de 3.000 km la media fue de algo mas de 7 litros.

 

CONCLUSION

Evidentemente no estamos ante un coche para todo los publicos. Su precio indica hacia quien va destinado y estos compradores buscan calidad y potencia por los cuatro costados. El Q7 tiene ambas. Buenas cifras de potencia y una calidad de acabados e interiores a prueba de bombas. Espacio de sobra para viajar comodamente por carretera y gran cantidad de extras que elevan los niveles de confort y seguridad a los mas altos estandares están asegurados en el Q7.

Leer más ...

Diseño moderno y deportivo cargado de tecnología: Peugeot 308 1.2 Puretech

by
  • Consumos aquilatados para el tres cilindros
  • 130 caballos para el 1.2 puretech
  • Caja de cambios automática AET8

 

Esta semana hemos tenido la oportunidad de confirmar unas sospechas que ya teníamos después de haber leído mucho sobre la nueva generación de los 3 cilindros. Ya son muchas las marcas que se están decantado por este tipo de motorizaciones y poco a poco se van haciendo con un hueco importante.

 

Hasta hace pocas fechas las cuotas de mercado de los motores de gasolina no eran todo lo importantes que muchos fabricantes deseaban y quedaba reducida (hablando de cifras importantes) a los vehículos urbanos y utilitarios. Con la llegada de nuevas tecnologías y avances de la investigación, estos nuevos motores turboalimentados han conseguido reducir en gran medida los consumos aumentado de manera exponencial las prestaciones, con lo que han conseguido llegar a un número cada vez mas mayor de compradores.

 Un ejemplo muy claro de esto es el 308 que nos ocupa. Peugot ha centrado sus esfuerzos en sacar al mercado una gama de motores que ellos denominan Puretech, En nuestro caso se trata de un propulsor de tres cilindros de 1.2 litros con un potencia máxima de 130 caballos asociado a una caja de cambios automática de ultima generación EAT8.

 

Las cifras oficiales de la marca del león sobre este motor podemos calificarlas como muy buenas. Son, como hemos dicho, 130 caballos que llegan a un régimen de giro de 5.50 rpm. El par máximo que se consigue es de 230 a poco más de 1.700 rpm. La normativa es Euro 6,2 y el consumo homologado en ciclo urbano de poco mas de 6 litros, mixto 5,1 litros y extraurbano tan solo 4,5 litros. En nuestra prueba de algo mas de 500 km con el 70% realizado en ciclo urbano, el consumo se ha situado torno a los 6 litros cada 100 km. 

EXTERIOR

El 308 es un coche que llama la atención a los viandantes. Combina perfectamente la sobriedad y elegancia con la que Peugeot esta imprimiendo a sus nuevas creaciones con ciertos toques deportivos que le convierten en un coche bastante juvenil. Más en nuestro caso, que se trata de la versión GT Line, que incluye ciertos detalles que acentúan aun mas esa deportividad.

Destacamos en el GT Line detalles exteriores como paragolpes delantero específico, bajos ensanchados, difusor trasero doble cánula, proyectores Full leds, intermitentes leds, faros antiniebla y unas preciosas y llamativas llantas de 18 pulgadas. En el interior guarnecido exclusivo, pedales, pespuntes y embellecedor de aluminio, Monogramas GT Line y como detalle de lujo y confort la apertura y el arranque con manos libres.

En cuanto a las medidas, el nuevo 308 llega hasta los 4,235 metros de longitud, algo mas de 1.8 metros de anchura, mientras que la altura es de 1,457 metros. Con todo esto, la capacidad del maleteo es de mas de 400 litros y ofrece una gran habitabilidad tanto en las plazas delanteras como en las traseras.

HABITACULO

Nada mas abrir la puerta del conductor y dar un primer vistazo al habitáculo del 308, lo que primero llama la atención es, sin duda, el volante. Un guiño a la deportividad, de reducido tamaño y achatado en la parte baja. De tacto grueso y agradable, tenemos en el muchas de las funciones que necesitamos para controlar equipo de sonido, ordenador y demás y justo detrás de él, en la columna de la dirección, las levas que hacen funcionar de forma manual la efectiva caja de cambios automática.

 

Confirmando lo que compañeros de otros medios han hablado del habitáculo del 308, este transmite unas muy buenas sensaciones de modernidad, solidez, calidad y originalidad.

Llama la atención en el cuadro de relojes el giro al contrario de la aguja de las rpm. En la mayoría de los coches ésta lo hace en el sentido de las agujas del reloj, mientras que en el 308 lo hace en sentido contrario. Y como detalle curioso y deportivo, si pulsamos el “botón mágico” que tenemos justo al lado de la palanca de cambios que convierte al coche en “más deportivo”, el color de las cifras pasa de blanco a rojo.

Este botón mágico, tal y como sucede en otros coches del mercado, lo que hace es que se cambia el tiempo de respuesta del acelerador y se agiliza la dirección, y aumenta el nivel de sonoridad del motor. Este ultimo detalle se nota de forma bastante elocuente y, evidentemente, enfatiza de sobremanera el espíritu deportivo del 308.

 Justo entre las dos esferas tenemos una pantalla que nos va dando toda la información de los datos de conducción y consumos así como una curiosa opción en la que podemos ver en el momento los parámetros de potencia utilizada, par instantáneo y presión de soplado del turbo.

 Preside la consola central una pantalla táctil de generoso tamaño desde la que controlamos multitud de funciones. Táctil y de buena calidad, los gráficos del navegador destacan con un colorido y detalle muy agradable a la vista. Descendiendo vemos el alojamiento para los CD, el botón del volumen del audio y en ultimo lugar una batería de botones con el control del CC, Warning y lunetas térmica trasera y delantera.

 

ADRENALINA

Lo que primero llama la atención del 1.2 cuando lo ponemos en marcha es la sonoridad a bajas revoluciones, casi podríamos decir que es casi nula. Una de la múltiples ventajas que vamos a encontrar en este 3 cilindros gasolina.

Circulando por la ciudad, en la zona media de la revoluciones, entre unas 1.200 y 4.000 que en margen en que la caja de cambios automática se mueve en condiciones normales, el 308 se comporta de manera sobresaliente y efectiva en todas las situaciones. No olvidemos que el par máximo de 230 Ni lo entrega debajo de las 2.000 y esos regímenes que hemos comentado son los lógicos para lograr una buena combinación de prestaciones /consumos.

Si nos gusta apretar al acelerador, a partir de las 4.000/4.200 el sonido del propulsor cambia notablemente y en las 5.500 rpm es donde rinde la potencia máxima de 130 caballos.

La velocidad máxima según Peugeot se sitúa en 207 km/hora y es capaz de alcanzar los 100 km/hora en poco más de 9,5 segundos.

El grupo de suspensiones y frenos le confiere un comportamiento dinámico muy equilibrado y neutro, sin sensaciones raras y sintiendo en todo momento que podría acoger sin problemas mucha mas potencia sin ningún problema.

CONCLUSION

Un buen conjunto de diseño exterior, atractivo, deportivo y juvenil, combinado con un interior de buenas calidades y con todo lo que puedes desear, aderezado con un motor novedoso de 3 cilindros y 130 caballos, con sensaciones deportivas y consumos reducidos...¿Para que queremos más? Llegamos a la conclusión de que “...con tres basta...”

Leer más ...

Skoda Spaceback 1.0 95 CV: sorprendente en muchos aspectos

by

Motor 1.0 de 95 caballos

Caja automática DSG 7 Velocidades.

Sobresaliente en espacio interior

 

Poco a poco la marca checa se ha hecho con un hueco importante en el mercado español, con una clientela exigente que tiene muy claro que es lo que busca en su coche. Concretamente el Spaceback no va a ser un coche especialmente atractivo en su exterior, sin embargo, su interior y tecnología si que nos atraerá sin ninguna duda.

 

Su diseño exterior nos recuerda al de un primo suyo de la marca de los cuatro aros, incluso hay mucha gente no muy puesta en el mundo del motor que puede llegar a confundirlos. Estamos como bien sabemos, ante un compacto de generoso tamaño, sobrio de diseño como buen Skoda, pero tremendamente espacioso, uno de sus puntos fuertes.

 

Siguiendo con algunos detalles de su exterior, en la parte delantera destaca la parrilla delantera, diferente a la del modelo anterior, así como nuevos faros bixenon, dotados de iluminación diurna Led, nuevos faros antiniebla y unas bonitas llantas de aleación que dotan de cierto toque de elegancia al Spaceback.

En cuanto a las medidas, como he dicho en lineas anteriores, el Skoda Spaceback es un compacto de buen tamaño, con 4,30 metros de longitud, 1,71 m de anchura y casi 1,5 metros de altura, que aseguran una habitabilidad sorprendente en todos los aspectos.

 

INTERIOR

Ya lo he dicho antes, espacio y habitabilidad interior es un punto fuerte de este modelo... tal vez por eso los checos le han llamado Spaceback... aunque ademas de tener espacio de sobra en la parte de atrás, las plazas delanteras no son nada escasas.

 Una vez acomodados en el interior y realizado el ajuste exacto de asiento a nuestra posición gracias a la multitud de reglajes de que dispone, observamos la sinergia del grupo VW, ya que muchas de sus piezas son comunes, o al menos eso parece, con algunos de sus primos.

 

La calidad que observamos en todos los accesorios y acabados del interior es muy buena, sin colores estridentes y todo bien colocado donde tiene que estar. Incluso da la sensación de estar ante un coche de categoría mucho más alta. Parece todo muy bien ajustado y sin que parezca que haya posibilidades de ruidos o vibraciones extrañas.

 El volante multiplicación permite manejar muchas de las funciones del equipo de sonido y del teléfono, aumentando la seguridad cuando vamos conduciendo. Presiden el cuadro de relojes el cuenta revoluciones y velocímetro, dejando entre ellos espacio para una pequeña pantalla multifucion que nos da toda la información que necesitamos.

En la consola central, la enorme pantalla táctil de ultima generación en la que ademas de controlar loa habitual como radio, ordenador de a bordo y demás, dispone del sistema multimedia Smartlink, compatible con Andorid y con Apple, y que facilita en gran medida la conexión entre nuestros teléfonos y el Spaceback.

Hemos hablado del gran espacio que encontramos en las plazas delanteras y debemos decir que el espacio para las traseras también es considerable. Podríamos asegurar que es la referencia en el segmento y que la habitabilidad es bastante mas que buena: diríamos que sobresaliente. La gran distancia entre ejes hace que el espacio libre para las rodillas en las plazas entre las rodillas y los asientos delanteros permite que podamos movernos con tranquilidad asegurando un gran confort de marcha en todo momento. 

Como dato, el maletero en condiciones normales llega hasta los 415 litros, pudiéndose convertir en casi 1.400 con los asientos abatidos muy aprovechables gracias a unas formas muy rectas.

 Un detalle que ya es habitual en los Skoda es la dotación de nuevas y prácticas soluciones en su interior y de la que algunos de sus competidores es extraño que no hayan intentado copiar. Doble tomas USB en las plazas traseras, rascador de hielo en la tapa del deposito de gasolina o un paraguas bajo el asiento son cosas y detalles que diferencian al Spaceback.

 

MOTOR

Estamos ante un motor de 1.0 TSI de tres cilindros con una potencia de 95 caballos, ¿Buscas potencia pura con prestaciones de infarto? Este no es tu coche. En cambio, si lo que buscas es un motor eficiente, con prestaciones mas que suficientes y con consumos bastante reducidos, el Spaceback 1.0 de 95 cv, puede que sea tu “alternativa inteligente”.

 

Asociado a una caja de cambio DSG de 7 velocidades el 1.0 es mas que suficiente para el trato diario con los atascos urbanos. Desde luego la DSG es un gran acierto para este motor ya que permite encontrar siempre “algo “cuando apretamos al acelerador. Tal vez, al salir a la autovía, si vamos a tope de carga, las aceleraciones no van a ser fulgurantes evidentemente, pero los 95 caballos permiten circular a velocidades legales con total solvencia y con unos consumos muy bajos.

 El equipo formado por la suspensión y los frenos cumple con su trabajo perfectamente en todas las situaciones. La suspensión permite filtrar perfectamente las irregularidades de las carreteras y, gracias a la insonorizacion excelente del conjunto, y al buen funcionamiento de la misma, el nivel de confort del Spaceback es muy elevado. Los frenos, nada que decir de ellos, solventes en todo momento.

 

CONCLUSION

Una alternativa inteligente, esa es la conclusión a la que llego tras haber disfrutado del Spaceback durante una semana y casi 1400 km de prueba. Un coche discreto y sobrio en sus lineas exteriores pero sobresaliente en su interior, con calidad muy alta y “aditamentos” y detalles de un coche de gama premium, incluso con detalles que otros deberían copiar..... pero que mejor no lo hagan para beneficio de Skoda.

Espacioso, no, muy espacioso y combinado con un 1.0 TSI y una caja DSG cumple su objetivo en todos los aspectos y nos sosprenderá dia tras dia.

Leer más ...

Mini Countryman: el Mini más grande

by

Mini es un tanto especial y normalmente sus propietarios también lo son. Gente amantes de lo retro pero al mismo tiempo amantes también de la tecnología de ultima generación. No es un secreto que lo retro esta de moda y, que el Mini, puede ser un claro ejemplo de ello.

Los amantes del primer Mini, allá por los años 60, poco se podrían imaginar que 50 años después iban a tener en el mercado un modelo que rendía homenaje al mítico coche ingles. Es probable que muchos de los propietarios Mini actuales tengan en su pasado recuerdos del pequeño ingles.

Pero vayamos al grano y vamos a ver que es lo que nos ocupa en este test. Tenemos entre manos la ultima version del Mini Countryman, el mas grande de toda la familia, incluso los mas atrevidos le llaman el Mini “ranchera”.

 

ESPACIO Y VERSATILIDAD

Muchos de los amantes de Mini no tenían la posibilidad de comprarlo por algunas limitaciones que tiene la version clásica. La principal y mas importante en sin duda el tamaño. Necesidad de transportar 3 personas en las plazas traseras y un maletero con algo mas de capacidad ya no es un pretexto con el Countryman.

20 cm ha crecido sobre la primera version de Countryman y si el anterior ya era confortable y versátil, esta versión lo es mucho mas. Ahora es posible que tres adultos de tamaño normal puedan viajar en las plazas traseras con cierta comodidad.

Ya que estamos hablando de capacidad, hablando del maletero, ha aumentado 100 litros sobre su predecesor, llegando ahora hasta los 450 litros, que se convierten casi en 1.400 con la segunda fila de los asientos abatida. En nuestra unidad de pruebas, el portón del maletero tenia accionamiento electrónico, con solo pulsar un botón situado estratégicamente en la puerta del piloto, este de abre automáticamente.

En cuanto a las plazas delanteras, estas son útiles para adultos de cualquier talla y tamaño. Unicamente penaliza algo el acceso que no es todo lo cómodo que “algunas personas” desearían, pero es un handicap que debemos pagar al tener un coche como este. De todas formas no es nada reseñable y según pasan los días te vas acostumbrando y todo parece mucho mas fácil.

 

A LOS MANDOS

Las posibilidades de personalización de Mini son grandisonaras como cualquier modelo del grupo del que viene, tales como inserciones en maletero de diversos materiales de alta calidad, tapicerías de los asientos, equipos de sonido de alta fidelidad...

El diseño del cuadro de relojes y mandos es el típico de la marca y no difiere del de sus hermanos de gama. Nada mas sentarnos en el asiento del piloto, el volante acabado en cuero y con detalles deportivos esta colocado en una posición muy vertical y detrás de él, tenemos los pequeños velocímetro y cuentarrevoluciones junto con el indicador de nivel de gasolina al lado derecho. La version de pruebas disponía también “head up display”, donde podemos ver información del viaje sin tener que desplazar la mirada de la carretera.

La consola central es la que recibe todas las alabanzas. Un guiño al pasado ya que si recordamos a los primeros Mini, es justo ahí donde tenían el cuadro de relojes. Pero han pasado los años y el velocímetro analógico ha dejado paso a una pantalla de generoso tamaño enmarcada en un aro cromado. Por medio de ella y combinada con un mando situado en en túnel central, justo al lado de la palanca de cambios, podemos gestionar la mayoría delos sistemas del coche como teléfono, equipo de sonido, navegador profesional etc..

Como ultimo detalle, el aro que la rodea cambia de color según elijamos el tipo de conducción. Rodeando a la palanca de cambios disponemos de una especie de ruleta que permite pasar de GREEN, conducción ecológica, en la que el aro se transforma con luz verde, o SPORT, donde el color pasa a ser de color rojo.

Bajo ella encontramos el control del climatizador, con tres ruletas que hacen que la temperatura a bordo sea la ideal en todo momento.

Debajo de los mandos del climatizador encontramos otro detalle que caracteriza la personalidad del Mini. Aire retro y deportivo se unen para crear la especial botonera, al mas puro estilo de avión de combate, incluyendo el pulsador de arranque acabado en color rojo.

 

EN MARCHA

A pesar de su tamaño podemos decir que el Mini no se desenvuelve mal en la ciudad. No debemos olvidar que es un coche ancho, 1,82 metros exactamente y que tiene una longitud de 4,30 metros, por lo que creo que no debemos catalogarlo como un coche urbano precisamente. Pero si que tiene un tamaño para desenvolverse con gran soltura por la ciudad.

Una vez abandonamos la urbe y nos lanzamos a las largas autovías, el Mini muestra un empaque y comportamiento totalmente noble y cómodo. La combinación de la caja de cambios automática con una suspensión que funciona de manera excepcional filtrando las irregularidades del terreno, hacen que los kilómetros pasen de manera excepcionalmente rápida.

El motor de 3 cilindros y 136 caballos convierten al Mini en un coche poco sediento e ideal para largos recorridos y siempre, gracias a la opción de poner el tipo de conducción en SPORT, tendremos sensaciones deportivas aseguradas.

 

CONCLUSION

Si quieres sentirte especial con un coche especial, el Mini es tu coche. Versátil, espacioso, lujoso al mas alto nivel, cómodo a la hora de viajar, maletero suficiente y un carisma al alcance muy pocos modelos. Amantes de lo retro, el Countryman puede ser una elegante opción.

 

Leer más ...

Fiat 124 Spider Abarth: es fácil enamorarse de él

by

Cuando programas la prueba de un deportivo roadster que viene con el apellido Abarth, los nervios y la ilusión es fácil que florezcan en cualquier momento. Se ha escrito y hablado mucho del 124 Spider y todo lo que se dice es bueno, pero la emoción aparece por momentos a la hora de confirmar la fecha de la cesión.

 

Dejando de lado las emociones y acercándonos a la realidad, escribir sobre cualquier coche que este “infectado” por el escorpión de Abarth, son palabras mayores. La consecuencia final es que estamos ante un autentico deportivo, con una carrocería y diseño a prueba de bombas y la inyección extra que supone el “veneno” Abarth: el resultado positivo está asegurado.

 La verdad es que las cifras de potencia que rinde el pequeño 124 Abarth te hacen pensar que, ante todo vamos a estar ante un coche divertido de conducir, ágil y sobre todo contundente: poco más de 1.000 kg, 1.4 turbo y 170 cv… uff los dientes se ponen largos.

 

Como información general, debemos recordar que este modelo se ensambla en Japón, en la isla de Hirosima, en la misma planta que su primo el MX5. Se diferencia de este en la carrocería, algo más clásica en el 124 y 14 cm mas larga y en la elección del propulsor, que como ya he comentado es el 1.4 Multiair ya montado en otros modelos de los italianos.

Antes de salir a la calle, de Hirosima pasa a Mirafiori (Italia), donde recibe la mordedura del Escorpión en forma de : Suspensiones Bilstein con puesta a punto específica, Diferencial autoblocante con tarado específico, Escape deportivo Record Monza, Frenos delanteros Brembo de 4 pistones, Elementos decorativos interiores y exteriores específicos… Un perlita…..

 

Lo había visto en fotos, en videos, había leído mucho sobre él… pero cuando lo ves en vivo y en directo… algo te invade y hace que lo tengas que mirar dos veces. Siiiii, es real y voy a poder usarlo. Miras el reloj y piensas, …tengo algo mas de tres horas antes de mi próxima cita… Hay que disfrutarlo.

Abres la puerta y te fijas en los asientos, de cuero bicolor que te están esperando con los brazos abiertos para que te acomodes en el habitáculo. Menos mas que no somos muy altos, ya que la altura del techo y la altura a la que estamos del suelo dificulta ligeramente el acceso… pero claro, estamos ante un deportivo. Si no superas los 1.80 metros no tendrás muchos problemas...

Después del primer impacto visual, toca disfrutar. En primer lugar intentar envenenarme con el ambiente que proporciona el escorpión en el habitáculo del 124: volante de cuero, palanca de cambios, baquets, tacto de los pedales, cuadro de relojes… No exagero, fueron varios minutos disfrutando del embriagador ambiente que se respira dentro del Fiat 124 Spyder Abarth. 

 

Sin duda estamos ante un coche que va a acaparar muchas miradas en parado, tantas casi como cuando lo arranquemos. La acertada carrocería bicolor en rojo y negro, unas bonitas llantas que dejan ver las enormes pinzas de freno Brembo en rojo serian detalles mas que suficientes para ser los reyes del parking.

 Pero si ademas, en menos de 5 segundos, le quitamos la capota, desde luego el triunfo esta asegurado. Quiero comentar que lejos de complicados artilugios electrónicos de apertura de la capota, los de Fiat han optado por una capota manual simple y sencilla de usar, que permite quitar y poner en un abrir y cerrar de ojos en tiempo récord. Sin necesidad que quitarnos el cinturón y esperando a que el semáforo se ponga en verde, antes de que de tiempo a pensar si lo hacemos o no, ya estaría hecho y preparados para emprender la marcha de nuevo.

 Un interior que rezuma deportividad y calidad por los cuatro costados que es una clara declaración de intenciones del biplaza. La posición de conducción baja con las piernas estiradas y un tacto duro y preciso de los mandos dotan del toque definitivo para que nos planteemos si estamos ante el coche de nuestra vida.

 

Por fin llega la hora de la verdad y hay que darle al botón para que arranque el pequeño motor 1.4 turbo de 170 caballos. Madre mía… ya me tiene loquito. Que sonido… y eso que estamos al ralentí. Las preciosas colas de escape metálicas son las culpables del bronco sonido que, no sabemos si es realmente efectivo con el 1.4 o son simplemente un detalle más que aumenta la personalidad de deportivo del Abarth. A mi, personalmente, aumente o no las prestaciones, me encanta.

 La realidad es que las cifras y los datos invitan a pensar que la deportividad esta asegurada. Los poco más de 1.000 kilos para 170 caballos, tracción trasera y diferencial autoblocante seguro que se transforman en emoción a la hora de conducirlo.

 

DISFRUTANDO DEL PASEO

Los primeros kilómetros de contacto con el 124 son por autovía y pronto las sensaciones que transmite son claras. Por encima del alto confort de marcha esta la efectividad y, si superas los 140 km/hora (no olvidemos que el limite legal es 120 km/hora) el sonido del escape y de la capota es considerable. La suspensión es dura y efectiva pero tampoco los ocupantes sienten en exceso las sacudidas de la misma.

Dejando de lado las largas rectas de las autovías, las curvas de las carreteras nacional van llegando al mismo tiempo que lo hace también la diversión. Es un autentico placer acercarnos a la zona alta de las rpm para sentir como empujan los 170 caballos a los 1.000 kilos. Es en este punto donde mas agradecemos una suspensión firme y unos frenos efectivos...

 Lo bueno que tiene este coche es que gracias a su configuración de deportivo con tracción trasera, es que en los trazados regados de curvas, gracias a su excelente relación peso/potencia, el escalonado de su caja de cambios y el funcionamiento brutal de sus frenos, permite disfrutar de una manera increíble sin superar en ningún momento las velocidades legales.

Buena aceleración, frenada increíble, funcionamiento del diferencial autoblocante, aderezado con un precioso sonido que inunda el ambiente, ¿necesitamos mas? No, ni mas caballos ni mas velocidad, simplemente disfrutando de la conducción.

RESUMIENDO

¿Cumple para lo que fue diseñado? Si el objetivo del Fiat 124 Spider Abarth es dejar con la boca abierta a quien lo ve estacionado, o a quien lo escucha a tope de vueltas por una carretera de montaña, o si lo que quieres es quitar la capota en una tarde de primavera y disfrutar del aire en tu cara, o simplemente verlo cada dia en la puerta de casa y tener la sensacion de que es el coche de tu vida, el objetivo está superado con creces.

Leer más ...

Honda Jazz 1.3 i VTEC: un ciudadano sorprendente

by

Cuando programamos esta prueba, pensábamos que nos íbamos a encontrar con un coche claramente urbanita, un rey del asfalto que tenía su hábitat natural en la urbe. Este, desde luego, podría ser un argumento de venta bastante importante, pero una vez ha pasado por nuestras manos, rápidamente nos hemos dado cuenta de algunas virtudes más: excelente comportamiento, buena habitabilidad y un gran maletero que nos saca de más de un apuro…

 

Al Jazz 2017 podemos encuadrarlo dentro de la categoría de monovolúmenes urbanitas de tamaño pequeño. Tal vez echamos de menos algo más de la “modularidad” habitual en monovolúmenes de tamaño medio,  pero muestra ingeniosas soluciones y es altamente práctico y efectivo. Un detalle importante es la gran amplitud para las piernas de los pasajeros de la fila trasera, siempre y cuando sean dos, ya que si van tres, las cosas cambian bastante a no ser que el tercer ocupante sea bastante comedido en medidas, ya que la plaza central, al igual que en la mayoría de los vehículos como el Jazz es bastante pequeña.

El cuadro de mandos sigue con la línea habitual de los Honda. No son nada estridentes ni especialmente llamativos, pero si cumplen con su cometido perfectamente. Tienen un diseño elegante y que lo mas seguro, aún pasando años, seguirá siendo moderno y altamente efectivo.

El cuadro de relojes esta diseñado con tres esferas. La central, de mayor tamaño alberga el velocímetro y las laterales, de menor tamaño, en el lado izquierdo el cuenta rpm y el derecho la información del ordenador de a bordo. Una instrumentación escueta, pero si somos sinceros tampoco es necesario nada mas. Por supuesto, el volante multifunción facilita el uso de equipo de sonido, teléfono y demás… sin tener que quitar la vista de la carretera.

 En el centro, presidiendo la consola central, una pantalla táctil multifunción con buena calidad nos tiene informados en todo momento de todo lo concerniente al navegador, equipo de sonido… Este sistema se llama “HONA CONNECT” , que además de lo comentado anteriormente te mantiene en contacto con  las cosas que te gustan en la vida, como música y tus amigos. Puedes personalizar la pantalla táctil con tus fotos favoritas así como la banda sonora de tu viaje con la exclusiva radio “AHA”.

Por supuesto, como hemos comentado antes, gracias a la conectividad bluetooth, conectamos nuestro teléfono inteligente al sistema de manos libres.

 

 

SEGURIDAD ABSOLUTA

Son muchas las opciones de seguridad que podemos encontrar en el Jazz, que además incrementar la comodidad a la hora de conducir, garantizan en gran medida las seguridad en la carretera.

El limitador de velocidad inteligente ISL combina de una forma rápida e inteligente la función de limitación de velocidad con el sistema de Reconocimiento de Señales de tráfico, limitando automáticamente el límite de velocidad para adaptarlo a la legalidad en ese tramo.

El sistema de avisador de colisión frontal detecta a un vehículo situado delante de nosotros, avisa de la posible colisión y de esta forma da tiempo a reaccionar para evitar el posible accidente.

Un detalle que tampoco podía faltar son las luces de carretera automáticas, dependiendo de las condiciones de la conducción cambia automáticamente entre las luces de carretera y las de cruce.

El sistema de frenado en ciudad es un sistema que funciona entre 5 y 32 km/hora y al igual que el sistema de colisión frontal avisa con suficiente antelación para evitar el accidente (ver cuadro explicativo).

Además de todos estos “aditamentos” de confort y seguridad, tampoco faltan los habituales control de tracción y estabilidad, airbags para conductor y acompañante, sistema de ayuda de arranque en pendiente y asistente a la frenada.

 

Como hemos comentado en las primeras líneas, otro de los argumentos de compra de este Jazz es la capacidad del maletero. Como es habitual, la bancada trasera se puede dividir en 60/40 y el resultado es un maletero totalmente plano. Sin abatir la capacidad es de 354 litros, que se amplían abatiendo los asientos hasta algo más de 1.300 litros. Mucho más amplio de lo que en un principio pudiera parecer.

A esta posibilidad hay que añadir que los asientos traseros se pueden elevar y plegarse (al estilo de butacas de cine) con lo que podremos colocar objetos de altura considerable  y configuraciones para un estilo de vida totalmente cambiante.

 

1.300 i-VTEC de 102 cv

Para los amantes de los motores de gasolina este 1.3 es una autentica joya capaz a de transmitir diversión a raudales. A nuestro parecer es un motor con un comportamiento muy efectivo y deportivo para un ciudadano como el Jazz…. Por eso también comentamos líneas atrás, que el el Jazz era algo más que un urbanita.

Es amigo de la zona alta del cuenta rpm ya que la potencia máxima la entrega a 6.000 rpm y a partir de 5.000 nos atrevemos a decir que además del comportamiento, el sonido del motor cambia de forma muy agradable.

Algo escaso de prestaciones en la zona baja, se muestra también efectivo y ahí es donde entra en juego la manejabilidad de la caja de cambios.

Debemos estar atentos para manejar con soltura la palanca, algo muy fácil ya que es de reducido tamaño y recorridos cortos, para mantener siempre el motor alegre y pleno de potencia. Esto va a recibir muchas alabanzas de los “amantes de la conducción alegre”,  pero también puede recibir algunas criticas de los que solo quieren el coche “para ir al trabajo”.

 La sexta velocidad hace que en viajes por carretera manteniendo las velocidades legales y con carga el consumo sea bastante contenido. Sumando esto que en ciudad tampoco es gastón, después de casi 1.000 km de test, con algo mas de 400 por autovía, el consumo medio estuvo en torno a los 6 litros.

 La conclusión final que sacamos del Jazz es que es un coche que puede trasmitir multitud de sensaciones al conductor, con temperamento deportivo pero ágil en ciudad, buenos acabados y detalles de lujo y confort y, destacando, una gran amplitud en todos los aspectos, tanto en habitabilidad como en capacidad y versatilidad del habitáculo.

 

Leer más ...

Mitsu L-200: para disfrutar trabajando

by

Hablar de la L200 es como hablar de la pionera en este nicho de mercado. Después de más de 25 años de historia estamos ante la 5ª generación de este modelo, que aunque en nuestro país no supone un alto número de ventas, para la marca japonesa es el 25% de sus ventas a nivel mundial.

 

Estas cifras han hecho que la marca de los diapasones haya dedicado mucho tiempo y esfuerzo en ir mejorando un producto que ya en sus principios era bueno y, ahora, con el paso de generación tras generación, podemos catalogarlo como referencia en el mercado.

 

La rudeza de las primeras versiones que daban preferencia al uso laboral, han ido dejando poco a poco paso a ciertas concesiones de lujo que iban convirtiendo a la pick-up de referencia en un coche un poco más útil y sobre todo cómodo a la hora de circular por tramos de carretera.

 

Es cierto que no podemos decir que sea tan cómodo como un turismo, pero si que sus largas ballestas traseras no son tan incómodas como lo eran antes y, aunque la caja trasera vaya totalmente vacía, un viaje por carretera no se hace imposible. Tenemos que recordar, que la suspensión trasera está confiada como hemos dicho a dos largas ballestas que son realmente efectivas cuando la L200 lleva como compañeros de viaje unos cuantos kilos en la caja trasera. Un peaje que tenemos que pagar y ser conscientes de él cuando nos decidimos por este coche.

 

Como cifra orientativa y afirmando que este es un coche que la mayoría de las veces se va a utilizar como herramienta de trabajo, bien sea remolcando o con la caja trasera a tope de carga, la L200 puede remolcar hasta 3.100 kg. Ahora tal vez comprendamos que sería imposible conseguir eficacia al 100% a tope de carga y vacíos.

 

Siguiendo con los datos técnicos de la L200, el chasis esta formado por largueros, ahora algo mas reforzados que en versiones anteriores y la suspensión delantera sigue siendo independiente para cada una de las ruedas. A pesar de ser algo más corto que su antecesor, supera ligeramente los 5 metros de longitud, por lo que su aspecto sigue siendo imponente. Ciertos retoques en su carrocería hacen que sea un coche moderno y acorde a los tiempos que corren, con formas redondeadas que le vienen estupendamente para mantener unas buenas cifras de aerodinámica.

 El radio de giro que se ha conseguido es de 5,9 metros, cifra que puede parecer exagerada pero que en cuanto haces unos cuantos kilómetros por ciudad rápidamente te acostumbras a las medidas y casi “te cuelas por cualquier sitio”. Las malas lenguas dicen que este modelo no se vende en USA por que los americanos dicen que es una “camioneta” demasiado pequeña…¿Será verdad?

 EN OTRO MUNDO

Si cerráramos los ojos durante unos segundos y los abriéramos una vez estuviéramos montados en la L200 sin saber de que modelo se trata, nunca pensaríamos que estamos ante una pick-up pensada para trabajar. Su interior parece el de un turismo de ultima generación, bueno, el de un SUV, ya que justo al lado de la palanca del freno de mano vemos una pequeña ruleta que girándola nos permite cambiar el tipo de tracción a 4x2, 4x4, reductoras, etc.

 Su interior nos recuerda al de otros modelos de la marca, con grandes superficies cromadas y generoso tamaño de todos los mandos. En el volante, multifunción, encontramos los mandos para manejar el equipo de sonido y otras muchas cosas mas. El cuadro de relojes esta presidido por dos grandes esferas, velocímetro y cuenta revoluciones, y entre ellas una pequeña pantalla digital que nos va informando de la temperatura del motor y del nivel de combustible y el ordenador de abordo, con información sobre consumo, odómetro, autonomía…

 En la consola central llama la atención la gran pantalla táctil con la que manejamos todo el sistema multimedia que lleva incorporado la L200, secundada por los mandos del sistema de climatización… A estos aditamentos de lujo hay que añadir también las tomas USB, los asientos calefactables, keyless, cámara trasera para aparcar, extremadamente útil en un coche de este tamaño, asistente de arranque en pendiente, faros bi-xenon, aviso de cambio involuntario de carril… Como observamos, detalles que son más típicos de turismos o SUV de última generación que de una Pick-up.

 BUEN CORAZON

Mitsubishi siempre ha tenido fama de hacer buenos motores diesel, fiables, potentes y muy “usables” en el uso off-road. Para este modelo se ha optado por el bloque de 2.5 litros que en este caso supera ligeramente los 180 caballos de potencia.

Esta asociado a una caja de cambios automática de 5 velocidades con convertidor de par, que si bien no es un prodigio de modernidad, si lo es en cuanto a funcionamiento y fiabilidad. El toque de lujo lo ponen las dos levas situadas justo detrás del volante que permiten un cambio a nuestra voluntad de las velocidades.

Las posibilidades de transmisión son la habituales para un TT, con 4x2, 4x4 y reductoras, existiendo también la posibilidad de bloqueo de diferencial.

Sin duda mas que suficiente para una conducción off-road sin problemas y con posibilidades de atacar con garantías los “problemas” que podamos encontrar. Lo único que tenemos que tener en cuenta en escalones o cruces de puentes acusados que tenemos que pasar con un coche de algo más de 5 metros…

A la hora de circular por pistas en buen estado, si queremos divertirnos, podemos hacerlo a base de bien. Esa pequeña incomodidad de la que hablábamos líneas arriba al circular por carretera sin carga ocasionada por la ballestas y la dureza de las suspensión, en los caminos es una auténtica delicia… Llega la curva, ligero apretón al pie derecho y podemos hacer deslizar la parte trasera de la L200 conn total facilidad… pero ojo, hay que tener manos y ser consciente en todo momento de lo que hacemos.


El 2.5 a la hora de circular por carretera se muestra más que suficiente, siendo capaz de rodar sin problemas a las velocidades legales sin el mas mínimo problema. Si en un momento dado hay que apretar para hacer algún adelantamiento, los 180 caballos van a mover sin dilación a la L200. Los consumos, son los habituales en este tipo de coche y a mi parecer, en realidad es de lo que menos importa. En un coche como este, hay que valorar mucho más lo que nos puede llegar a aportar que las cifras de consumo. En nuestra prueba de algo mas de 600 km, la media fue de 7,2 litros, una cifra muy interesante. 

CONCLUSION

 Si por nuestras circunstancias laborales necesitamos un vehículo para movernos por zonas donde las carreteras y caminos se complican, y además tenemos que llevar carga adicional, la L200 puede ser nuestra compañera ideal. Si en ocasiones tenemos que hacer trayectos por carretera y buscamos la comodidad de un SUV o turismo, la L200 tampoco se queda lejos.

Una opción que considero imprescindible si tuviera la L200 en la puerta de mi casa, sería la opción de poder cerrar la caja en algún momento. Bien con los techos de fibra altos o bien con una simple tapa con llave, algo necesario si llevamos bolsas o algo de equipaje y tenemos la necesidad de dejarla aparcada lejos de nuestra vista.

Leer más ...

Audi A6 Avant V6 Biturbo Competition: el coche que todos quisiéramos tener

by

Poco a poco van siendo mas habituales por nuestras carreteras los coches con carrocería “familiar”, los que antes conocíamos como rancheras. Hablando de hace muchos años atrás, éstos solían ser coches pesados, lentos y además, el “el patito feo de la gama”. ¿Cuánto hace de esto? Si, mucho tiempo y los familiares que encontramos ahora están a años luz de estos.

 

El caso que nos ocupa esta semana es un tanto especial por muchas cosas. Linea tras linea intentare desgranar las virtudes de un modelo que ha dejado con la boca abierta a mucha gente, no solo a los que han tenido la oportunidad de montarse en él, si no también a los que lo han visto aparcado o circulando a poca velocidad por la ciudad.

 

Ser el hermano mayor de un coche como el A6 es, por un lado fácil y por otro algo complicado. Fácil porque tiene una base impresionante, un coche que cumple perfectamente con todas sus expectativas Y difícil por eso mismo, el caché que tiene el A6 es difícil igualarlo, pero a este A6 Avant le ocurre lo contrario, es difícil de igualar.

 

Las expectativas son muy buenas y empezamos desgranando el titular: Audi A6 Avant, el comienzo es bueno. 3.0 Biturbo... buff las cosas pintan más que bien. Competition 326 CV, después de esto ya te das cuenta que el “cacharro” puede ser mas que interesante. Quattro Triptronic, para rizar el rizo la tracción Quattro de Audi combinada con la mejor caja de cambios. Para dejar con la boca abierta a cualquiera.

 

Acabado S Line

Si empezamos a observarle por su exterior hay una cosa que nos llama la atención, y digo nos, porque es lo que primero ha comentado la gente que lo ha visto por primera vez: las llantas y los neumáticos Unas preciosas llantas de aleación de 18” que calzadas con los neumáticos alcanzan los casi 50 cm de altura. Impresionantes, incluidas en el acabado S Line. Continuando con el exterior, detalles como los escapes cromados también hacen que muchas miradas se concentren en la zona trasera, recordando que es un Avant. Cuenta con un alerón montado en la parte superior del portón trasero de apertura eléctrica y que incorpora la tercera luz de freno.

 

Los pilotos traseros cuentan con la tecnología full LED así como con intermitentes dinámicos y están montados en un escalón superior dentro de lo que viene siendo la trasera.

 

La vista lateral gana muchos enteros con las carcasas de los retrovisores en negro brillante, que equipan dos cámaras del sistema de 4 cámaras de la visión 360 grados, y con las preciosas pinzas de freno acabadas en rojo acopladas sobre unos discos sobredimensionados.

 

Accediendo al interior, la boca que ya teníamos abierta por todo lo citado anteriormente, ya se queda casi fija. Molduras de acceso S Line, asientos deportivos acabados en cuero con ribetes rojos, cinturones de seguridad en rojo, volante multinacional deportivo también acabado en cuero con ribetes rojos... poco mas que decir de un coche que nos ha encantado.

 

Son muchos los opcionales que podemos encontrar para mejorar, si cabe, al A6. El control de crucero adaptativo con la función Stop&Go es uno de los que no debería faltar en ningún coche.. Acelera o freno el vehículo para mantener la distancia con respecto al vehículo que llevamos delante y el conductor puede ajustar en cuatro niveles la distancia y la intensidad de la regulación. Es funcional en toda la gama de velocidades y es capaz de analizar los datos que mandan de dos sensores de radar, una videocámara, los sensores de ultrasonidos y otros sistemas, y además también accede a los datos de ruta del sistema de navegación.

 

Como combinación con el sistema ACC Stop&Go, disponemos del Audi pre sense front, que ayuda a prevenir colisiones por alcance y a que sus consecuencias sean menores. En una situación de peligro, el sistema avisa al conductor que active los frenos. Si el conductor no reacciona, el coche hace una frenada parcial automática, siempre y cuando el vehículo que circula por delante esté en movimiento.

Un detalle curioso es también la posibilidad de programación de los mandos del garaje hasta tres distintos. De una sencilla manera, podemos programarlos y sin necesidad de actuar sobre ellos, tan solo pulsando un botón situado junto al retrovisor interior, las puertas de acceso a nuestro garaje se pueden abrir.

 

EN MARCHA

Una vez sentados y perfectamente acoplados en unos butacones que ademas de ser bonitos y cómodos ofrecen una excelente sujeción, no olvidemos que estamos ante un coche que supera los 300 CV, acoplamos nuestras manos al volante, multifuncion, con levas para el cambio y con calefacción incluida, y nos disponemos a dar al botón de arranque.

Madre mía como suena!!!! Desde la zona baja del cuenta revoluciones es evidente que debajo del capo hay mucha chicha. Es de esos sonidos que indican que lo mejor esta por llegar. Un sonido bronco y potente, casi diría que bonito, invita a apretar fuerte al acelerador.

Bajo el capo tenemos un V6 3.0 Tdi Biturbo competition que desarrolla una potencia de 326 CV con un par casi diríamos que insultante: 650 Nm entre 1.400 y 2.800 rpm. Estas impactantes cifras son obtenidas gracias a los dos turbos que trabajan en linea que unidos con los pistones, culatas y arboles de levas especialmente dimensionados para este motor y un potenciador de sondo en la linea de escape, consiguen también ese maravilloso sonido.

 

La caja de cambios Tiptronic es de sobra ya conocida y sabemos sobradamente sus cualidades, Rapidez, eficacia, suavidad y un reglaje deportivo pensado específicamente para este motor y la tracción Quattro hacen de este modelo un autentico “sport gentleman”. Solo podemos decir que la Triptronic trabaja de manera sobresaliente en combinación con el V6 Biturbo.

La tracción Quattro permanente funciona en condiciones de marcha normales con un 60% al eje trasero y el resto al delantero, pero si fuera necesario si las condiciones de conducción o de adherencia cambian, puede llegar a transmitir hasta un 85 % al eje trasero y un 70% al delantero.

Tras la teoría, en la practica el funcionamiento del V6 es soberbio en todos los aspectos. Si con el Audi Drive Select elegimos la opción Efficiency, los consumos bajan considerablemente y las sensaciones son las de una berlina normal. Sin por el contrario elegimos la opción Dynamic, las cosas y sensaciones cambian siendo todo mas brusco. El coche sube mas de vueltas antes de cambiar, el tacto del acelerador es mas directo.... todo un deportivo en toda regla. Además de estas dos opciones también tenemos para elegir la confort, auto y la configuración individual.

La conclusión a la que llegamos tras la prueba de este modelo es clara: si tenemos la necesidad de una carrocería Avant, 565 litros en condiciones normales y casi 1,700 con los asientos abatidos, pero nos gusta el lujo y confort y la sensación de tener un deportivo, con unos consumos que en nuestra prueba no han superado los 7 litros de media, el A6 Avant Biturbo sería nuestra elección.

 

 

 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS