Honda Jazz 1.3 i VTEC: un ciudadano sorprendente

by

Cuando programamos esta prueba, pensábamos que nos íbamos a encontrar con un coche claramente urbanita, un rey del asfalto que tenía su hábitat natural en la urbe. Este, desde luego, podría ser un argumento de venta bastante importante, pero una vez ha pasado por nuestras manos, rápidamente nos hemos dado cuenta de algunas virtudes más: excelente comportamiento, buena habitabilidad y un gran maletero que nos saca de más de un apuro…

 

Al Jazz 2017 podemos encuadrarlo dentro de la categoría de monovolúmenes urbanitas de tamaño pequeño. Tal vez echamos de menos algo más de la “modularidad” habitual en monovolúmenes de tamaño medio,  pero muestra ingeniosas soluciones y es altamente práctico y efectivo. Un detalle importante es la gran amplitud para las piernas de los pasajeros de la fila trasera, siempre y cuando sean dos, ya que si van tres, las cosas cambian bastante a no ser que el tercer ocupante sea bastante comedido en medidas, ya que la plaza central, al igual que en la mayoría de los vehículos como el Jazz es bastante pequeña.

El cuadro de mandos sigue con la línea habitual de los Honda. No son nada estridentes ni especialmente llamativos, pero si cumplen con su cometido perfectamente. Tienen un diseño elegante y que lo mas seguro, aún pasando años, seguirá siendo moderno y altamente efectivo.

El cuadro de relojes esta diseñado con tres esferas. La central, de mayor tamaño alberga el velocímetro y las laterales, de menor tamaño, en el lado izquierdo el cuenta rpm y el derecho la información del ordenador de a bordo. Una instrumentación escueta, pero si somos sinceros tampoco es necesario nada mas. Por supuesto, el volante multifunción facilita el uso de equipo de sonido, teléfono y demás… sin tener que quitar la vista de la carretera.

 En el centro, presidiendo la consola central, una pantalla táctil multifunción con buena calidad nos tiene informados en todo momento de todo lo concerniente al navegador, equipo de sonido… Este sistema se llama “HONA CONNECT” , que además de lo comentado anteriormente te mantiene en contacto con  las cosas que te gustan en la vida, como música y tus amigos. Puedes personalizar la pantalla táctil con tus fotos favoritas así como la banda sonora de tu viaje con la exclusiva radio “AHA”.

Por supuesto, como hemos comentado antes, gracias a la conectividad bluetooth, conectamos nuestro teléfono inteligente al sistema de manos libres.

 

 

SEGURIDAD ABSOLUTA

Son muchas las opciones de seguridad que podemos encontrar en el Jazz, que además incrementar la comodidad a la hora de conducir, garantizan en gran medida las seguridad en la carretera.

El limitador de velocidad inteligente ISL combina de una forma rápida e inteligente la función de limitación de velocidad con el sistema de Reconocimiento de Señales de tráfico, limitando automáticamente el límite de velocidad para adaptarlo a la legalidad en ese tramo.

El sistema de avisador de colisión frontal detecta a un vehículo situado delante de nosotros, avisa de la posible colisión y de esta forma da tiempo a reaccionar para evitar el posible accidente.

Un detalle que tampoco podía faltar son las luces de carretera automáticas, dependiendo de las condiciones de la conducción cambia automáticamente entre las luces de carretera y las de cruce.

El sistema de frenado en ciudad es un sistema que funciona entre 5 y 32 km/hora y al igual que el sistema de colisión frontal avisa con suficiente antelación para evitar el accidente (ver cuadro explicativo).

Además de todos estos “aditamentos” de confort y seguridad, tampoco faltan los habituales control de tracción y estabilidad, airbags para conductor y acompañante, sistema de ayuda de arranque en pendiente y asistente a la frenada.

 

Como hemos comentado en las primeras líneas, otro de los argumentos de compra de este Jazz es la capacidad del maletero. Como es habitual, la bancada trasera se puede dividir en 60/40 y el resultado es un maletero totalmente plano. Sin abatir la capacidad es de 354 litros, que se amplían abatiendo los asientos hasta algo más de 1.300 litros. Mucho más amplio de lo que en un principio pudiera parecer.

A esta posibilidad hay que añadir que los asientos traseros se pueden elevar y plegarse (al estilo de butacas de cine) con lo que podremos colocar objetos de altura considerable  y configuraciones para un estilo de vida totalmente cambiante.

 

1.300 i-VTEC de 102 cv

Para los amantes de los motores de gasolina este 1.3 es una autentica joya capaz a de transmitir diversión a raudales. A nuestro parecer es un motor con un comportamiento muy efectivo y deportivo para un ciudadano como el Jazz…. Por eso también comentamos líneas atrás, que el el Jazz era algo más que un urbanita.

Es amigo de la zona alta del cuenta rpm ya que la potencia máxima la entrega a 6.000 rpm y a partir de 5.000 nos atrevemos a decir que además del comportamiento, el sonido del motor cambia de forma muy agradable.

Algo escaso de prestaciones en la zona baja, se muestra también efectivo y ahí es donde entra en juego la manejabilidad de la caja de cambios.

Debemos estar atentos para manejar con soltura la palanca, algo muy fácil ya que es de reducido tamaño y recorridos cortos, para mantener siempre el motor alegre y pleno de potencia. Esto va a recibir muchas alabanzas de los “amantes de la conducción alegre”,  pero también puede recibir algunas criticas de los que solo quieren el coche “para ir al trabajo”.

 La sexta velocidad hace que en viajes por carretera manteniendo las velocidades legales y con carga el consumo sea bastante contenido. Sumando esto que en ciudad tampoco es gastón, después de casi 1.000 km de test, con algo mas de 400 por autovía, el consumo medio estuvo en torno a los 6 litros.

 La conclusión final que sacamos del Jazz es que es un coche que puede trasmitir multitud de sensaciones al conductor, con temperamento deportivo pero ágil en ciudad, buenos acabados y detalles de lujo y confort y, destacando, una gran amplitud en todos los aspectos, tanto en habitabilidad como en capacidad y versatilidad del habitáculo.

 

Leer más ...

Mitsu L-200: para disfrutar trabajando

by

Hablar de la L200 es como hablar de la pionera en este nicho de mercado. Después de más de 25 años de historia estamos ante la 5ª generación de este modelo, que aunque en nuestro país no supone un alto número de ventas, para la marca japonesa es el 25% de sus ventas a nivel mundial.

 

Estas cifras han hecho que la marca de los diapasones haya dedicado mucho tiempo y esfuerzo en ir mejorando un producto que ya en sus principios era bueno y, ahora, con el paso de generación tras generación, podemos catalogarlo como referencia en el mercado.

 

La rudeza de las primeras versiones que daban preferencia al uso laboral, han ido dejando poco a poco paso a ciertas concesiones de lujo que iban convirtiendo a la pick-up de referencia en un coche un poco más útil y sobre todo cómodo a la hora de circular por tramos de carretera.

 

Es cierto que no podemos decir que sea tan cómodo como un turismo, pero si que sus largas ballestas traseras no son tan incómodas como lo eran antes y, aunque la caja trasera vaya totalmente vacía, un viaje por carretera no se hace imposible. Tenemos que recordar, que la suspensión trasera está confiada como hemos dicho a dos largas ballestas que son realmente efectivas cuando la L200 lleva como compañeros de viaje unos cuantos kilos en la caja trasera. Un peaje que tenemos que pagar y ser conscientes de él cuando nos decidimos por este coche.

 

Como cifra orientativa y afirmando que este es un coche que la mayoría de las veces se va a utilizar como herramienta de trabajo, bien sea remolcando o con la caja trasera a tope de carga, la L200 puede remolcar hasta 3.100 kg. Ahora tal vez comprendamos que sería imposible conseguir eficacia al 100% a tope de carga y vacíos.

 

Siguiendo con los datos técnicos de la L200, el chasis esta formado por largueros, ahora algo mas reforzados que en versiones anteriores y la suspensión delantera sigue siendo independiente para cada una de las ruedas. A pesar de ser algo más corto que su antecesor, supera ligeramente los 5 metros de longitud, por lo que su aspecto sigue siendo imponente. Ciertos retoques en su carrocería hacen que sea un coche moderno y acorde a los tiempos que corren, con formas redondeadas que le vienen estupendamente para mantener unas buenas cifras de aerodinámica.

 El radio de giro que se ha conseguido es de 5,9 metros, cifra que puede parecer exagerada pero que en cuanto haces unos cuantos kilómetros por ciudad rápidamente te acostumbras a las medidas y casi “te cuelas por cualquier sitio”. Las malas lenguas dicen que este modelo no se vende en USA por que los americanos dicen que es una “camioneta” demasiado pequeña…¿Será verdad?

 EN OTRO MUNDO

Si cerráramos los ojos durante unos segundos y los abriéramos una vez estuviéramos montados en la L200 sin saber de que modelo se trata, nunca pensaríamos que estamos ante una pick-up pensada para trabajar. Su interior parece el de un turismo de ultima generación, bueno, el de un SUV, ya que justo al lado de la palanca del freno de mano vemos una pequeña ruleta que girándola nos permite cambiar el tipo de tracción a 4x2, 4x4, reductoras, etc.

 Su interior nos recuerda al de otros modelos de la marca, con grandes superficies cromadas y generoso tamaño de todos los mandos. En el volante, multifunción, encontramos los mandos para manejar el equipo de sonido y otras muchas cosas mas. El cuadro de relojes esta presidido por dos grandes esferas, velocímetro y cuenta revoluciones, y entre ellas una pequeña pantalla digital que nos va informando de la temperatura del motor y del nivel de combustible y el ordenador de abordo, con información sobre consumo, odómetro, autonomía…

 En la consola central llama la atención la gran pantalla táctil con la que manejamos todo el sistema multimedia que lleva incorporado la L200, secundada por los mandos del sistema de climatización… A estos aditamentos de lujo hay que añadir también las tomas USB, los asientos calefactables, keyless, cámara trasera para aparcar, extremadamente útil en un coche de este tamaño, asistente de arranque en pendiente, faros bi-xenon, aviso de cambio involuntario de carril… Como observamos, detalles que son más típicos de turismos o SUV de última generación que de una Pick-up.

 BUEN CORAZON

Mitsubishi siempre ha tenido fama de hacer buenos motores diesel, fiables, potentes y muy “usables” en el uso off-road. Para este modelo se ha optado por el bloque de 2.5 litros que en este caso supera ligeramente los 180 caballos de potencia.

Esta asociado a una caja de cambios automática de 5 velocidades con convertidor de par, que si bien no es un prodigio de modernidad, si lo es en cuanto a funcionamiento y fiabilidad. El toque de lujo lo ponen las dos levas situadas justo detrás del volante que permiten un cambio a nuestra voluntad de las velocidades.

Las posibilidades de transmisión son la habituales para un TT, con 4x2, 4x4 y reductoras, existiendo también la posibilidad de bloqueo de diferencial.

Sin duda mas que suficiente para una conducción off-road sin problemas y con posibilidades de atacar con garantías los “problemas” que podamos encontrar. Lo único que tenemos que tener en cuenta en escalones o cruces de puentes acusados que tenemos que pasar con un coche de algo más de 5 metros…

A la hora de circular por pistas en buen estado, si queremos divertirnos, podemos hacerlo a base de bien. Esa pequeña incomodidad de la que hablábamos líneas arriba al circular por carretera sin carga ocasionada por la ballestas y la dureza de las suspensión, en los caminos es una auténtica delicia… Llega la curva, ligero apretón al pie derecho y podemos hacer deslizar la parte trasera de la L200 conn total facilidad… pero ojo, hay que tener manos y ser consciente en todo momento de lo que hacemos.


El 2.5 a la hora de circular por carretera se muestra más que suficiente, siendo capaz de rodar sin problemas a las velocidades legales sin el mas mínimo problema. Si en un momento dado hay que apretar para hacer algún adelantamiento, los 180 caballos van a mover sin dilación a la L200. Los consumos, son los habituales en este tipo de coche y a mi parecer, en realidad es de lo que menos importa. En un coche como este, hay que valorar mucho más lo que nos puede llegar a aportar que las cifras de consumo. En nuestra prueba de algo mas de 600 km, la media fue de 7,2 litros, una cifra muy interesante. 

CONCLUSION

 Si por nuestras circunstancias laborales necesitamos un vehículo para movernos por zonas donde las carreteras y caminos se complican, y además tenemos que llevar carga adicional, la L200 puede ser nuestra compañera ideal. Si en ocasiones tenemos que hacer trayectos por carretera y buscamos la comodidad de un SUV o turismo, la L200 tampoco se queda lejos.

Una opción que considero imprescindible si tuviera la L200 en la puerta de mi casa, sería la opción de poder cerrar la caja en algún momento. Bien con los techos de fibra altos o bien con una simple tapa con llave, algo necesario si llevamos bolsas o algo de equipaje y tenemos la necesidad de dejarla aparcada lejos de nuestra vista.

Leer más ...

Audi A6 Avant V6 Biturbo Competition: el coche que todos quisiéramos tener

by

Poco a poco van siendo mas habituales por nuestras carreteras los coches con carrocería “familiar”, los que antes conocíamos como rancheras. Hablando de hace muchos años atrás, éstos solían ser coches pesados, lentos y además, el “el patito feo de la gama”. ¿Cuánto hace de esto? Si, mucho tiempo y los familiares que encontramos ahora están a años luz de estos.

 

El caso que nos ocupa esta semana es un tanto especial por muchas cosas. Linea tras linea intentare desgranar las virtudes de un modelo que ha dejado con la boca abierta a mucha gente, no solo a los que han tenido la oportunidad de montarse en él, si no también a los que lo han visto aparcado o circulando a poca velocidad por la ciudad.

 

Ser el hermano mayor de un coche como el A6 es, por un lado fácil y por otro algo complicado. Fácil porque tiene una base impresionante, un coche que cumple perfectamente con todas sus expectativas Y difícil por eso mismo, el caché que tiene el A6 es difícil igualarlo, pero a este A6 Avant le ocurre lo contrario, es difícil de igualar.

 

Las expectativas son muy buenas y empezamos desgranando el titular: Audi A6 Avant, el comienzo es bueno. 3.0 Biturbo... buff las cosas pintan más que bien. Competition 326 CV, después de esto ya te das cuenta que el “cacharro” puede ser mas que interesante. Quattro Triptronic, para rizar el rizo la tracción Quattro de Audi combinada con la mejor caja de cambios. Para dejar con la boca abierta a cualquiera.

 

Acabado S Line

Si empezamos a observarle por su exterior hay una cosa que nos llama la atención, y digo nos, porque es lo que primero ha comentado la gente que lo ha visto por primera vez: las llantas y los neumáticos Unas preciosas llantas de aleación de 18” que calzadas con los neumáticos alcanzan los casi 50 cm de altura. Impresionantes, incluidas en el acabado S Line. Continuando con el exterior, detalles como los escapes cromados también hacen que muchas miradas se concentren en la zona trasera, recordando que es un Avant. Cuenta con un alerón montado en la parte superior del portón trasero de apertura eléctrica y que incorpora la tercera luz de freno.

 

Los pilotos traseros cuentan con la tecnología full LED así como con intermitentes dinámicos y están montados en un escalón superior dentro de lo que viene siendo la trasera.

 

La vista lateral gana muchos enteros con las carcasas de los retrovisores en negro brillante, que equipan dos cámaras del sistema de 4 cámaras de la visión 360 grados, y con las preciosas pinzas de freno acabadas en rojo acopladas sobre unos discos sobredimensionados.

 

Accediendo al interior, la boca que ya teníamos abierta por todo lo citado anteriormente, ya se queda casi fija. Molduras de acceso S Line, asientos deportivos acabados en cuero con ribetes rojos, cinturones de seguridad en rojo, volante multinacional deportivo también acabado en cuero con ribetes rojos... poco mas que decir de un coche que nos ha encantado.

 

Son muchos los opcionales que podemos encontrar para mejorar, si cabe, al A6. El control de crucero adaptativo con la función Stop&Go es uno de los que no debería faltar en ningún coche.. Acelera o freno el vehículo para mantener la distancia con respecto al vehículo que llevamos delante y el conductor puede ajustar en cuatro niveles la distancia y la intensidad de la regulación. Es funcional en toda la gama de velocidades y es capaz de analizar los datos que mandan de dos sensores de radar, una videocámara, los sensores de ultrasonidos y otros sistemas, y además también accede a los datos de ruta del sistema de navegación.

 

Como combinación con el sistema ACC Stop&Go, disponemos del Audi pre sense front, que ayuda a prevenir colisiones por alcance y a que sus consecuencias sean menores. En una situación de peligro, el sistema avisa al conductor que active los frenos. Si el conductor no reacciona, el coche hace una frenada parcial automática, siempre y cuando el vehículo que circula por delante esté en movimiento.

Un detalle curioso es también la posibilidad de programación de los mandos del garaje hasta tres distintos. De una sencilla manera, podemos programarlos y sin necesidad de actuar sobre ellos, tan solo pulsando un botón situado junto al retrovisor interior, las puertas de acceso a nuestro garaje se pueden abrir.

 

EN MARCHA

Una vez sentados y perfectamente acoplados en unos butacones que ademas de ser bonitos y cómodos ofrecen una excelente sujeción, no olvidemos que estamos ante un coche que supera los 300 CV, acoplamos nuestras manos al volante, multifuncion, con levas para el cambio y con calefacción incluida, y nos disponemos a dar al botón de arranque.

Madre mía como suena!!!! Desde la zona baja del cuenta revoluciones es evidente que debajo del capo hay mucha chicha. Es de esos sonidos que indican que lo mejor esta por llegar. Un sonido bronco y potente, casi diría que bonito, invita a apretar fuerte al acelerador.

Bajo el capo tenemos un V6 3.0 Tdi Biturbo competition que desarrolla una potencia de 326 CV con un par casi diríamos que insultante: 650 Nm entre 1.400 y 2.800 rpm. Estas impactantes cifras son obtenidas gracias a los dos turbos que trabajan en linea que unidos con los pistones, culatas y arboles de levas especialmente dimensionados para este motor y un potenciador de sondo en la linea de escape, consiguen también ese maravilloso sonido.

 

La caja de cambios Tiptronic es de sobra ya conocida y sabemos sobradamente sus cualidades, Rapidez, eficacia, suavidad y un reglaje deportivo pensado específicamente para este motor y la tracción Quattro hacen de este modelo un autentico “sport gentleman”. Solo podemos decir que la Triptronic trabaja de manera sobresaliente en combinación con el V6 Biturbo.

La tracción Quattro permanente funciona en condiciones de marcha normales con un 60% al eje trasero y el resto al delantero, pero si fuera necesario si las condiciones de conducción o de adherencia cambian, puede llegar a transmitir hasta un 85 % al eje trasero y un 70% al delantero.

Tras la teoría, en la practica el funcionamiento del V6 es soberbio en todos los aspectos. Si con el Audi Drive Select elegimos la opción Efficiency, los consumos bajan considerablemente y las sensaciones son las de una berlina normal. Sin por el contrario elegimos la opción Dynamic, las cosas y sensaciones cambian siendo todo mas brusco. El coche sube mas de vueltas antes de cambiar, el tacto del acelerador es mas directo.... todo un deportivo en toda regla. Además de estas dos opciones también tenemos para elegir la confort, auto y la configuración individual.

La conclusión a la que llegamos tras la prueba de este modelo es clara: si tenemos la necesidad de una carrocería Avant, 565 litros en condiciones normales y casi 1,700 con los asientos abatidos, pero nos gusta el lujo y confort y la sensación de tener un deportivo, con unos consumos que en nuestra prueba no han superado los 7 litros de media, el A6 Avant Biturbo sería nuestra elección.

 

 

 

Leer más ...

Me pido una como esta para mis viajes!!!!! La Multivan es la compañera ideal

by

Muchos años y muchas versiones han pasado desde la primera version de la furgoVW. Fue en 1950 cuando llego a los mercados la primera T1. Con el paso del tiempo, este modelo se ha convertido en objeto de culto y son muchas las concentraciones y preparaciones especiales que podemos encontrar por todo el mundo sobre este carismático modelo.

 

En un principio, las furgonetas fueron pensadas como vehículos profesionales, muy aptas para el transporte de mercancías sobre todo. Pero el tiempo fue pasando y se convirtieron en mixtas, con transporte de mercancías y de pasajeros. Ahora, con la última Multivan T6 que hemos tenido la oportunidad de disfrutar, las mercancias dejan paso a los pasajeros, eso si, con las mismas o incluso mejores comodidades que en un turismo.

 

Volkswagen nos ha cedido una unidad de Multivan equipada con el super probado motor 2.0 litros diesel de 150 caballos, asociado a una caja de cambios automática DSG de 7 velocidades y a una transmisión 4Motion 4x4. Las premisas son muy buenas y desde el principio sabíamos que iba a ser un modelo al que se le puede sacar mucho partido.

 

Evidentemente no es un vehículo idóneo para moverse a diario por el tráfico urbano. Sus dimensiones, sobre todo de altura, limitan en cierta medida la agilidad por la ciudad, ya que en garajes o parking que tengan limitada la altura a 2.0 metros podemos ver comprometida la integridad del techo. Si no tenemos ese problema, sin duda el motor y la caja de cambios permite moverse con soltura, pero evidentemente no es su hábitat natural.

 

Tras esta pequeña introducción, tenemos que tener claras cuales son nuestras necesidades viajeras para decantarnos por una Multivan. Si viajamos con poco equipaje, dos o tres personas y poco más, no es un coche ideal para nosotros. Ahora bien, si viajamos con mucho equipaje, 5 personas, un perro y tres bicis en el portón trasero... la Multivan puede ser nuestra compañera perfecta.

Pero vayamos por partes y pasemos a describir como es la Multivan. Estéticamente difiere poco de la versión anterior pero a pesar de ser un diseño muy continuista es un modelo que llama la atención. Tal vez sea por su impoluto color blanco y grandes superficies acristaladas, o por las llantas de aleación de 18´, o por los logotipos exclusivos de Outdoor que encontramos en los laterales, o tal vez sea el conjunto de todo. Pero lo que esta claro es que llama la atención y acapara miradas.

 

Gran habitabilidad

 

Nos montamos en el asiento del conductor y no se si sera por la posición, el parabrisas de gran tamaño o que.... pero la sensación es de grandeza, de comodidad, de habitabilidad y sobre todo, de comodidad a la hora de buscar la posición de conducción. Una butaca de grandes dimensiones, apoya brazos derecho e izquierdo regulables en altura, volante multifunción de tamaño ideal, mandos y consola central bien dispuestos y de fácil acceso, un gran espacio libre entre el asiento del conductor y del copiloto... En principio, una auténtica devora kilómetros.

Preside la parte central del salpicadero la pantalla táctil con la que tenemos acceso a algunas de las funciones de confort y lujo que ofrece la Multivan, tales como el manejo del teléfono, radio, diferentes tipos de conexiones para smartphone... Justo debajo de ella, el control del climatizador, pero solo para las plazas delanteras y un par de huecos porta objetos, que se unen a las dos guanteras situadas delante del copiloto y a otra central, justo en la parte alta del salpicadero por encima de la pantalla táctil.

 Con todo esto el confort a bordo esta mas que asegurado y otro punto a su favor y que hace que transmita mayor habitabilidad si cabe, es el gran hueco que hay entre los dos butacones delanteros, tan grande, que es posible transportar una nevera, por citar un ejemplo, de generosas dimensiones con bebida o alimentos.

 

Plazas traseras

La configuración que hemos tenido oportunidad de probar es la de 7 plazas. Dos delanteras, dos individuales en la fila central de asientos y una bancada de tres plazas como tercera linea de asientos. El acceso desde el exterior es por medio de un portón lateral deslizante de generosas dimensiones que permite un acceso fácil a la parte trasera.

 Como he dicho, en la version que probamos, tenía en la fila central dos butacones independientes totalmente regulables, con la posibilidad de moverlos hacia adelante o hacia detrás e incluso girarlos totalmente para ir dirigidos en sentido de la marcha o enfrentados a la fila de asientos trasera. Como no podía ser de otra forma, también se pueden desmontar y dejarlos en casa con suma facilidad.

 

La bancada trasera de tres plazas también ofrece una alta habitabilidad y pueden viajar cómodamente tres adultos sin ningún tipo de estrechez. Cambien tiene la posibilidad de desplazarse hacia adelante o hacia detrás para así aumentar o disminuir el tamaño del maletero a nuestro antojo o necesidad. Bajo el asiento tenemos otros tres cofres de buen tamaño ideal para llevar objetos sin el peligro de que se estén moviendo bajo el habitáculo

 

Corazón potente

El corazón que mueve a esta infatigable rodadora no es otro que el conocido 2.0 que en esta ocasión esta programado para rendir 150 caballos. No puedo asegurar que a tope de carga de pasajeros y equipaje no se quede algo corto en alguna ocasión extrema. En mi caso, con cuatro personas, mas equipaje y cuatro bicicletas desmontadas en el maletero, en ningún momento he echado en falta más potencia. Además, la caja de cambios DSG de 7 velocidades actúa de forma rápida y efectiva en todas las situaciones, sacándote de cualquier apuro con una ligereza asombrosa.

 

La opción Outdoor no debemos considerarla como si fuera un TT. Es una opción que permite la tracción 4 por medio de un botón colocado en el salpicadero pero no debemos pensar que con eso todo esta solucionado. Estamos ante una “furgoneta” que permite ciertas alegrías por un camino con mala adherencia, o una carretera con nieve (de serie lleva neumáticos ideales para nieve), pero que por concepto no es un TT. No tiene gran altura libre al suelo, ni los voladizos frontales y traseros permiten florituras. Eso si, en situación de mala adherencia, la tracción esta mas que asegurada y sobre todo, la seguridad, un punto muy importante tratándose del tipo de vehículo que es.

 Junto al botón que inserta la tracción, encontramos también otro que es el de control de descensos, que limita la velocidad en descensos pronunciados para que no nos llevemos algún susto extraño en caso de que el firme no tenga toda la adherencia deseada.

Me han sorprendido gratamente las cifras de consumo medio, si bien en ciudad se disparan ligeramente, a la hora de hacer la media y después de hacer algún tramo de carretera, la media baja considerablemente, sobrepasando ligeramente los 6,5 litros cada 100 km., una cifra muy interesante tendiendo en cuenta el vehículo sobre el que estamos hablando.

 Cerrando el circulo, tanto el conjunto de suspensiones como de frenos funcionan a la perfección, ofreciendo las primeras un tarado algo duro cuando vamos de vació, pero que se torna a cómodo y efectivo a medida que aumentamos la carga. En cuanto a los frenos, los 4 discos se encargan de detener sin dilación a la Multivan.

 La conclusion que saco de esta Multivan es muy clara. Puede ser nuestra compañera de aventuras ideal, siempre y cuando tengamos claras cuales son nuestras necesidades. Es un vehículo que ofrece muchas posibilidades de utilidad y personalización, gran capacidad de carga, versatilidad en todos los aspectos, el plus de la transmision 4Motion, viajera incansable,,,, solo hay que convencer a nuestra pareja para que se convierta en la “compañera ideal”.

 

 

Leer más ...
Peugeot 308 SW GT BlueHDI: elegancia y deportividad unidas Destacado

Peugeot 308 SW GT BlueHDI: elegancia y deportividad unidas

by

A la hora de “redactar” una prueba puede ser un tópico el decir que …estamos ante un coche que marca un antes y un después…, o ….elegante, deportivo y con carácter…. ,o …familiar con espacio más que suficiente…, o… buenos y bien situados acabados y mandos…. Pero en el caso del Peugeot 308 SW 180CV BlueHDI GT, todos le vienen bien.

Sin duda Peugeot con este modelo quiere captar, tal vez, un tipo de clientela joven, amantes de los acabados y sensaciones deportivas pero sin ser excesivamente axageradas, exigentes con las prestaciones y con la mecánica, amantes de lo moderno y, sobre todo, “buscadores” del equilibrio”.

Y es que “equlibrado” puede ser uno de los adjetivos que mejor encajan en la definición del modelo que nos ha tocado “pasar por la piedra” durante esta semana. Lo tiene casi todo para ser “casi perfecto”. Sin miedo a “los alemanes”, este francés deja el pabellón muy alto y se convierte en una excelente alternativa a este tipo de coches SW con carácter propio.

ANCHO Y CON EMPAQUE

A primera vista el 308 SW parece un coche con generosas dimensiones. Ancho por su vista delantera, ancho por su vista trasera, suspensión baja gracias a su acabado GT… suficientes argumentos para pensar que estamos ante un deportivo… pero es un SW.

Evidentemente el acabado GT le hace bastante diferente a sus hermanos de gama  ya que viene equipado con llantas de mayor tamaño y sobre todo en la zaga, que viene con dos salidas de escape que acentúa su deportividad y le dota una sensación de fuerza y anchura. La parrilla delantera es de nueva factura,  con el entramado terminado en cromo y el carismático “logo” de Peugeot, el Leon, integrado en ella.

El faldón es también de nuevo diseño e incorpora los intermitentes dinámicos LED, acompañados de una toma de aire de generosas dimensiones pensada para que la refigeración del motor sea suficiente.

Los espejos retrovisores, acabados en negro camuflados con la carrocería y la silueta de las lunas, junto con los logotipos de GT en la parrilla, pasos de rueda y porton trasero, ponen la guinda al estilo deportivo de este modelo.

INTERIOR

Hay varias cosas que llaman la atención nada mas abrir la puerta y sentarse en el habitáculo del 308. En primer lugar los perfiles de aluminio con el nombre de Peugeot en los bajos del hueco de las puertas, seguido por un volante de pequeñísimo diámetro, acabado con perfiles de hilo rojo y cuero y un logo GT y la enorme pantalla táctil que preside la consola central.

El acabado de los asientos parece de muy buena calidad y van a juego con los colores y ribetes del volante. Tienen multiples ajustes y se muestran cómodos y con buena sujeción en todas las circunstancias. Las plazas delanteras son amplias y aunque desplacemos las banquetas hacia atrás, la habitabilidad de las traseras no se ve comprometida.

Las medidas de este familiar compacto, 4,585 m de largo, 1,804 de ancho y casi 1,5 m de alto, le dotan de una gran amplitud, versatilidad y practicidad. El maletero, en condiciones normales llega hasta los 610 litros, pero que gracias a su gran modularidad conseguida gracias a su banqueta trasera, se puede llegar hasta los 1660 litros de capacidad con una superficie de carga totalmente plana.

El interior lo podríamos a catalogar como moderno y sobre todo funcional. Como hemos comentado, destaca la pantalla central, que aglutina todas las funciones de climatizador, todo tipo de ayudas a la conducción y ordenador de a bordo, multimedia, navegador, funcionamiento del teléfono, la función especial de “Peugeot Connect APPS”, contando cada uno con un botón específico para su funcionamiento. Debido a esto, puede parecer algo vacío la parte de debajo de la pantalla, pero nada importante ya que con el paso de los días te acostumbras a ello y se olvida fácilmente.

El cuadro de relojes central dispone en el lado izquierdo según se mira del habitual velocímetro, mientras que el tacómetro está en lado derecho y con la marcación al contrario de lo habitual. En vez de ser en sentido de las agujas de reloj, lo hace en sentido contrario. Ambos relojes son anchos, de fácil lectura y con las agujas en color rojo, a juego con los ribetes del volante y los asientos.

Gracias al sistema “Peugeot Connect APPS” disponemos de cumplida información en tiempo real de plazas de parking disponibles en los alrededores, precio del combustible en las gasolineras cercanas, info-trafic, inclemencias del tiempo, informaciones turísticas….Como accesorio adicional no puede faltar la conexión USB y jack para nuestros propios reproductores multimedia.

El techo panorámico de cristal, accionable con tan solo pulsar un botón, transmite al habitáculo cuando lo llevamos abierto, una sensación de libertad y luminosidad muy agradable en todas las circunstancias.

180 CABALLOS A NUESTRA DISPOSICION

Otro de los tópicos que se suelen utilizar a la hora de describir un coche es …que su rumorosidad es muy baja y muestra una total ausencia de vibraciones… Es muy fácil decirlo y, tambien, le viene al pelo al 308 GT en cuestión.

Es cierto y no exageramos, que casi parece un propulsor gasolina al ralentí. No se si será por una excelente insonorización del vano motor, o que realmente los ingenieros de Peugeot han conseguido un motor realmente silencioso.

El propulsor 2.0 litros de 180  BlueHDI podemos catalogarlo como un coche potente y bastante rápido. La velocidad máxima según catalogo es de 218 km/hora y la aceleración de 0 a 100 km/hora esta por debajo de los 9 segundos. Es un motor que está muy lleno en toda la gama de rpm, pero especialmente superando las 1500 y hasta las 4000 es donde mejores sensaciones nos da.

Es un coche cómodo de conducir por la ciudad, sobre todo gracias a su caja de cambios automática de 6 velocidades EAT6. Rapida y suave de funcionamiento, prácticamente pasa desapercibida a la hora de conducir. Disponemos tambien de la posibilidad de accionarla mediante dos levas de aluminio situadas detrás del volante. En carretera, los cuatro discos de freno cumplen perfectamente su cometido tanto sin carga como a tope de carga con 5 ocupantes y equipaje. La suspensión es algo energica y sensible a las irregularidades de las carreteras, pero en ningún momento podemos decir que es incomoda o desagradable. Debemos tener en cuenta que estamos ante un vehiculo con acabado GT y 180 caballos.

A la hora de hablar de consumos, y valga la redundancia, no debemos buscar la máxima economía ya que tenemos debajo del capo casi 200 caballos dispuestos a abrir la boca y empujarnos hacia adelante con fuerza y sin compasión. En nuestra prueba, sin tener ningúna compasión con el pie derecho y con 70 % ciudad y 30 % urbano, el consumo se ha parado en 6,7 litros cada 100.

La conclusión a la que llegamos después de casi 1000 km es que es un SW con excelentes prestaciones mecánicas. Ofrece sensaciones deportivas, buenas cifras de consumo, gran habitabilidad y versatilidad y con un diseño muy logrado, combinado la elegancia y la deportividad con gran acierto.

 

Leer más ...

Fiat Tipo Berlina: resultón y efectivo

by

 

Despues de un tiempo alejados del Segmento “C” ya que la ultima incursión de Fiat en ese segmento fue el Linea, la marca italiana quiere entrar con fuerza con un modelo que aúna varias características muy valoradas entre estos modelos: carismático, resultón, poco gastón, efectivo, buen tamaño… muchos argumentos que pueden hacer de él una buena alternativa a los reyes del segmento.

POR DENTRO

El Fiat Tipo entra en el mercado con la clara consigna de no ser uno mas y prueba de ello son sus cifras, líderes en la lista de sus más directos rivales. Comenzamos con la capacidad de carga de su maletero, que llega hasta los 520 litros sin abatir los asientos, eso si, con unas dimensiones exteriores muy compactas que van desde los poco más de 4,5 metros de largo, hasta los casi 1,80 de ancho, ofreciendo una distancia final entre ejes de 2,64 metros.

Continuando con la practicidad de su maletero, recordamos que sus asientos, a pesar de ser un sedan son abatibles en el porcentaje habitual de 60:40 lo que le convierten en este aspecto en uno de los mejores de la categoría. La única pega, que no se queda una superficie totalmente lisa… pero es que había que encontrarle un pero……

Estas medidas se traducen también en una enorme amplitud en el habitáculo del Tipo Sedan. En las plazas delanteras los enormes butacones aseguran comodidad durante largos recorridos y no aceleran el cansancio de conductor y acompañante. En las plazas traseras, como es habitual en estos vehículos, las laterales son muy amplias, con gran espacio libre entre las piernas y el techo, quedándose la plaza central un poco más escueta en cuanto a tamaño se refiere.

Como detalle de lujo o simplemente un “guiño” al extra de comodidad, en el asiento del conductor tenemos un botón mágico que regula el apoyo lumbar en el respaldo. Un extra que aumenta considerablemente la comodidad y la posibilidad de regulación del asiento.

Los acabados finales del Punto siguen al pie de la letra los principios en los que se ha basado el diseño de este modelo: sencillez pero funcionalidad y belleza. Y no se han rasgado las vestiduras en este aspecto. El Tipo ofrece un habitáculo tremendamente sencillo, sin accesorios aleatorios que en realidad no sirven más que para adornar y encarecer el producto final y, sobre todoel resultado final es un panel de mandos y relojes efectivo y práctico.

La calidad de los materiales a simple vista parace buena y sera el paso del tiempo con los cambios de temperatura debido a continuadas exposiciones al sol que pueda tener y el uso habitual de todos los mandos los que nos den o quiten la razon.

EXTERIOR

Los italianos siempre han demostrado ser unos genios a la hora de dar el toque diferenciador a sus coches y convertirlos de esta manera en diferentes. Evidentemente, no se puede negar que ahora mismo muchos coches son parecidos entre sí, pero unos llaman más la atención que otros. Y este es caso del Tipo, que podríamos definirlo como un “tipo resultón”. Su rasgo diferenciador y que llama la atención en gran medida, es la vista delantera, que podríamos definirla como potente y con empaque. Es de esos coches que si los miras de frente te transmiten aplomo y fortaleza.

Una enorme parrilla delantera, un capo que no baja hasta la línea de la parrilla, unos grupos ópticos dimensionados…. Son más que suficiente para mostrar rasgos diferenciadores que le convierten en uno de las berlinas más llamativas del segmento.

MOTOR

Ya hemos dicho que el Tipo nos ha sorprendido en muchos aspectos. El motor no podía quedarse atrás y de él tan solo podemos hablar bondades. Se trata de un 1.6 de 120 caballos que rinde mucho más de lo que en un principio podíamos esperar. De hecho, si no supiéramos la potencia que tiene, aseguraríamos que esta muy cerca de los 150 caballos.

Si utilizamos los buscadores por internet de las pruebas de este coche, en algunos casos comentan que es un motor algo ruidoso y con vibraciones a bajas revoluciones. Puedo asegurar que en nuestro caso ha sido así. De hecho, una de las virtudes de las muchas que podemos dar, a nuestro juicio, es la de su escasa sonorabilidad y total ausencia de vibraciones. Me aventuro a decir que tal vez la unidad de prueba de nuestros compañeros no estaba al 100% mecánicamente hablando.

Pero vayamos al grano y a las sensaciones. Este motor esta asociado a una caja de cambios de 6 velocidades manual y cumple perfectamente con su cometido. Por un lado, las marchas cortas hacen que el circular por ciudad no sea un continuo cambiar de marcha y la sexta velocidad, una vez tenemos el coche lanzado permite una velocidad de crucero “legal” sin rumorosidad, con cierta alegría si pisamos el acelerador para adelantar con soltura y, sobre todo, mantener unos consumos realmente bajos.

Evidentemente no es un coche con el que vamos a buscar grandes cifras de prestaciones, ni aceleraciones fulgurantes ni nada por el estilo. Es un coche cómodo para los 5 ocupantes, con un diseño resultón y con el claro objetivo de hacerse con un hueco importante en el dificil segmento C.

Leer más ...

Opel Mokka 1.6 CDTi: "el equilibrado"

by

En un mercado totalmente emergente como es el de los SUV o todo camino, Opel no podía quedarse a la zaga y entró en este competido segmento con el Opel Mokka. Un SUV de tamaño medio que en la ciudad se mueve con soltura y que permite ciertas excursiones camperas, eso sí, sin alejarnos demasiado de las pistas en buen estado.

Desde sus inicios han sido varios los motores que hemos tenido oportunidad de probar, pero en esta ocasión, Opel nos ha cedido una unidad con un propulsor que ya hemos testado en otros modelos de la marca, el 1.6 CDTi de 136 caballos. Un propulsor que destaca sobre todo por una altísima suavidad de funcionamiento, silencioso y con un consumo muy equilibrado.

1.6 CDTI

El vigoroso 1.6 CDTI que equipa esta versión, es parte de la familia de nuevos motores diesel de Opel realizados completamente en aluminio. Este modelo de 136 cv alcanza una potencia específica de 85 cv por litro – sin rival en su clase – y entrega la poderosa cifra de 320 Nm de par motor. Su aceleración y elasticidad aseguran gran diversión al volante: el Mokka 1.6 CDTI acelera de 0 a 100 km/h en solo 9,9 segundos, y recupera de 80 a 120 km/h en quinta velocidad en 9,9 segundos, ofreciendo una velocidad máxima de 191 km/h.

Además, este sigiloso motor diesel es extremadamente económico y respetuoso con el medio ambiente: con su precisa caja de cambios manual de seis relaciones y el sistema Start/Stop incorporado de serie, el Mokka 1.6 CDTI se conforma 4,1 litros cada 100 km en ciclo combinado (cifras oficiales, aunque durante nuestra prueba ha sido de poco más de 6 litros) y emite solo 109 gr de CO2 por km. Esto significa casi medio litro menos de consumo y 11 gr/km de emisiones de CO2 que su predecesor, el 1.7 CDTI. Por su parte, el nuevo motor 1.6 CDTI cumple con el estándar de emisiones EURO 6, convirtiéndolo en unvehículo tan limpio como uno de gasolina.

EN MARCHA

A la hora de ponernos a circular con él, no nos cansaremos de repetirlo, lo que más llama la atención es su asombrosa suavidad de funcionamiento. Además, un perfecto escalonado de los desarrollos de la caja de cambios manual de 6 velocidades, facilitan aún más si cabe la conducción.

Sus medidas, 4.278 x 1.777 x 1.735mm, le permiten moverse con agilidad entre los huecos en el tráfico urbano y no es complicado encontrar parking, un detalle importante en un vehículo que, a pesar de ser 4x4, pasará gran parte de su tiempo entre los edificios de las ciudades. Dejando de lado sus medidas y centrándonos en la respuesta del motor, por debajo de las 2.000 rpm es algo perezoso, pero con solo pasarlas ligeramente, el soplido del turbo se hace mucho más evidente y la pereza deja paso a la agilidad y soltura.

En carretera, muestra buen aplomo en todas las circunstancias y la sexta velocidad le permite con un régimen de giro bastante bajo mantener cruceros que superan las velocidades legales con una buena insonoridad, total ausencia de vibraciones y unos consumos bastante aquilatados. Si nos vamos a una carretera de montaña, repleta de curvas, podemos decir que es un coche bastante divertido de conducir. Evidentemente no es un deportivo, ni tampoco pretende competir contra ellos, pero unas buenas dosis de diversión las tenemos aseguradas.

Si dejamos el negro asfalto y nos adentramos en el marrón de las pistas, no debemos olvidar que no estamos conduciendo un TT. Llevamos un suv, 4x4, pero con neumáticos de asfalto y una altura libre al suelo algo limitada. Si somos conscientes de esto, las pistas en buen estado, con poco barro y no muchas piedras, serán un escenario ideal para sacarle todo su jugo a este pequeño propulsor de 136 caballos, que con un buen tarado de suspensión se traga muchos baches que en un principio podríamos pensar que nos iban a “hacer pupa”.

ESTETICA E INTERIOR

Ya hemos comentado sus medidas exteriores anteriormente y, os puedo asegurar que cunden bastante en el interior. En las plazas delanteras hay espacio más que suficiente para viajar con gran comodidad. El pasajero tiene un buen espacio para estirar las piernas con total comodidad. En las traseras, más que tres plazas, debemos decir que es un dos plazas cómodas, más la central, algo más incómoda, pero que si los que viajan en vez de ser adultos son tres niños, esta diferencia pasa desapercibida totalmente.

El Mokka dispone de multitud de detalles que hacen la vida muy cómoda a bordo tanto a conductor como acompañantes. En aspectos de detalles de cara al conductor, no podemos obviar el control de crucero, las luces de carretera automáticas, el sensor de lluvia, la función start-stop, la cámara trasera para ayuda al parking… Y de cara a los ocupantes, detalles como el wifi, o un enchufe de 220 voltios en las plazas traseras para que en todo momento las tablet o DVD tengan asegurada la carga.

De sus líneas exteriores, llama la atención la parrilla delantera con aspecto cromado y el gran protector trasero, justo por debajo de la línea del portón trasero que nos recuerda, tal vez, su condición de 4x4.

EQUILIBRIO

Como conclusión, nuestro veredicto es que tenemos delante un coche bastante equilibrado en todos los aspectos, tanto en prestaciones como en consumos, así como en sus dimensiones, ya que no es excesivamente grande pero sus cotas de habitabilidad así como la capacidad de su maletero son más que suficientes para una familia de 4 componentes… más uno algo más pequeño. A reseñar una vez más su confort de marcha gracias a su suavidad de funcionamiento y escasa rumorosidad en todos los aspectos.

Leer más ...

Skoda SuperB Combi 120 cv: una sorprendente alternativa

by

Casi podríamos decir que la prueba de este gran coche ha sido una sorpresa de forma continuada. Es uno de los típicos coches de los que esperas mucho y, a la hora de la verdad, la realidad supera todo lo que pretendías encontrar en él.

La primera sorpresa es para nosotros,  ya que a pesar de estar prevenidos después de haber leído sobre el nuevo SuperB Combi muchas cosas buenas, en verdad y en mi opinión, muchas de ellas se quedan cortas. Es una gran alternativa a tener en cuenta si lo que buscamos es espacio y versatilidad con un comportamiento a prueba de bombas.

Pero la sorpresa no queda ahí. Han sido muchas las personas que nos han preguntado por el modelo de coche que llevábamos y la respuesta de muchos  ellos cuando le hemos dicho que era un Skoda SuperB ha sido: “…anda…. que sorpresa”.

ESTETICA

La carrocería Combi tiene una clientela muy especial. Tiene que gustar este tipo de coches y sobre todo, si al final nos decidimos por ella tenemos que sacarle un rendimiento. Uno de los puntos fuertes del SuperB Combi es sin duda la funcionalidad en todos los aspectos: desde la habitabilidad interior para los pasajeros, hasta la enorme capacidad de carga en todas las situaciones.

Hablando de sus líneas exteriores debemos recordar que ha crecido ligeramente respecto a las versiones anteriores. La longitud total alcanza hasta los 4,856 metros (crece en 23 mm) y con 47 mm mas de anchura que el modelo anterior alcanza los 1,846. Con ello las cotas de habitabilidad interior tanto en las plazas delanteras como traseras han aumentado considerablemente.

La vista delantera es idéntica a la de sus hermanos de gama en versión berlina y difiere tan solo en la parte trasera, donde claramente vemos inspiraciones de sus primos de “marca”, al ser un vehiculo con carrocería familiar.

Hablábamos en párrafos anteriores sobre la funcionalidad y ahora le toca el turno. Maletero: impresionante. 117 cm de longitud con un metro justo de anchura. Si llevamos objetos pequeños, para evitar movimientos extraños en el interior, los costados del maletero disponen de unos “aditamentos” que pueden disponerse de tal forma que delimitan el mismo para que los objetos no puedan moverse.

Los respaldos de la bancada trasera pueden abatirse por partes, 20/40/60 llegando a casi 2000 litros de capacidad y pudiendo llegar a transportar objetos de casi 3 metros de largo. Por supuesto, además del maletero y ya algo habitual en Skoda, tenemos multitud de detalles prácticos que siguen sorprendiéndonos: huecos en las 4 puertas para botellas de gran tamaño, paraguas en las puertas delanteras, soporte para Tablet en los reposacabezas delanteros para las plazas traseras, segundo puerto USB y toma de 230 V en las parte trasera, bola de remolque retráctil, apertura del maletero de forma eléctrica y remota… ¿Buscas funcionalidad? Sin ninguna duda: Skoda SuperB Combi.

DENTRO

Al abrir la puerta y adentrarte en SuperB pronto te das cuenta de que estás ante un coche que no ha escatimado nada con tal de hacerte la vida comoda a bordo. Es un coche sobrio y elegante, con detalles de marca premium y que pronto consigue que te sientas muy a gusto en él.

Atractivo, bonito, elegante, espacioso, deportivo, confortable…. todos los adjetivos en esta linea que se nos ocurran le pueden venir al dedo al Skoda SuperB Combi. El cuadro de relojes con dos grandes esferas preside la imagen justo detras del volante, situandose entre ellos la pantalla configurable en la que podemos ver todos los datos que consideremos necesarios.

Preside la consola central una enorme pantalla tactil desde la que podemos controlar todos los sistemas de entretenimiento del Skoda. Destaca su perfecta visibilidad en toda las condiciones, aun con el sol dando de lleno y la gran calidad de la imagen que ofrece, tanto en la funcion de navegador como en la de camara trasera para ayuda al aparcamiento.

Otra de las sorpresas que nos hemos encontrado en el SuperB es cuando la iluminacion exterior escasea, la iluminacion interior del coche hace acto de presencia y dota al habitáculo de un ambiente muy agradable y curioso.

Otro de los puntos a destacar en el habitaculo, aunque ya lo hemos dicho, es la generosa habitabilidad de las plazas delanteras. Sorprende una vez más y ya no se cuantas van, esta capacidad, ya que permite colocarse comodamente a conductores que superan los 1,80 sin perjudicar para nada las habitabilidad de las plazas traseras.

MOTOR

1,6 TDI de 120 caballos puede resultar para muchos un motor insuficiente para este coche. Eso es por una razon muy sencilla: no lo han probado. Evidentemente si lo que buscamos es prestaciones puras, aceleraciones de infarto y velocidades máximas muy altas, este Skoda no sera nuestro coche. Sin embargo, si lo que buscamos es un comportamiento equilibrado entre prestaciones y consumos, sin buscar cifras extremas, si sería nuestro modelo.

Con esto no quiero decir que se quede corto de prestaciones. Nada más lejos de la realidad. En nuestra prueba, a tope de carga, en ningun momento hemos echado en falta en ningun momento algo más de potencia. Mantiene velocidades crucero muy buenas, sin notar cambios en las subidas a pesar, como hemos dicho, ir a tope de carga. Sin duda, sacar a tope de carga una media muy cercana a los 6 litros cada 100 kilometros es una cifra muy interesante.

En ciudad puede parecer en algunos momentos algo voluminoso…. sobre todo si lo que estamos buscando es aparcamiento. Evidentemente los casi 5 metros de longitud se notan, pero es un peaje que debemos pagar si queremos tener un maletero y un habitáculo con la capacidad del Skoda SuperB Combi.

CONCLUSION

Si buscamos un coche con el que queremos exclusivamente movernos por la ciudad, tenemos que estar buscando siempre aparcamiento y no tenemos necesidad de llevar carga, sin duda, no es nuestro coche. Ahora, si lo que necesitamos es un coche con una gran capacidad, buenos acabados, alto nivel de confort y un motor que cubre todas nuestras espectativas tanto en prestaciones como en economía de consumo, este si es nuestro coche. Una gran sorpresa: Skoda SuperB Combi.

 

Leer más ...

Seat Ibiza Cupra: haciendo honor a su nombre

by

Cupra…. Palabra mágica entre las creaciones de Seat. Todavía recuerdo la primera vez que tuve la oportunidad de probar un Seat Ibiza Cupra. Mediados de los 90, Ibiza impecable, blanco, con las letras en la aleta que le identificaban y diferenciaban de sus hermanos de gama, deportivo de verdad, civilizado pero con carácter y personalidad… Así era. Después de esta licencia dedicada al pasado, volvemos al Siglo XXI y a la realidad. Cupra con motor 1.8 TSI de 192 caballos….

Evidentemente después de esta presentación y, para que negarlo, los recuerdos, que cada vez que una versión de Ibiza Cupra pasa por mis manos me llevan a esa primera unidad, los nervios y las ganas de disfrutar el 192 caballos están presentes desde el primer momento.

AMOR A PRIMERA VISTA

Esto lo digo de muchos de los coches que han pasado por aquí, y es cierto. Lo de la monogamia en tema de coches no es para mí. Para ser completamente feliz creo que tendría que tener varios en el garaje, pero sin dudarlo ni un momento uno de ellos tendría que ser un Ibiza Cupra.

Estéticamente, los de Seat han diseñado un coche que acapara miradas desde el primer momento.

 Si enfocamos hacia la vista delantera, pronto nos seducirán sus alargados ojos led combinados con sus parrillas delanteras, sin duda, sinónimo de deportividad. Un pequeño logotipo a la izquierda de la S de Seat indica que estamos ante una estirpe especial.

Abandonamos el frente y nos vamos a su vista lateral. ¡¡¡¡Las llantas!!!! Buff, que  bonitas, que unidas a los perfiles de sus laterales, dan vida a una vista que se llena de deportividad. Abandonamos el lateral y de su “trasero” nos encandila a primera vista el escape central  y dos tomas de aire justo detrás de cada rueda.  El símbolo de Cupra y su símbolo lo tenemos debajo de la S de Seat que sirve de “abridor” para el maletero y en la parte derecha abajo en el portón respectivamente.

La única carriceria disponible para este modelo es la 3 puertas,  lo que además de aumentar su estilo deportivo hace que su comportamiento deportivo sea mejor, ya que al carecer de puertas traseras su efectividad va a ser siempre mayor en todos los terrenos.

Resumiendo sobre su aspecto exterior,  debo decir que es bastante diferente a sus hermanos de gama. Los ligeros toques en su diseño hacen que haya una clara diferencia entre la versión Cupra y las demás. No solo son los logotipos, vemos también  las llantas, la altura ligeramente rebajada , paragolpes mas prominentes con tomas de aire, escape trasero central…. Toques que le convierten en un coche diferente y único.

MISMA TONICA

Y seguimos con “la primera vista”. Ahora digo que la primera impresión es la buena y la que queda. Han sido varios los artículos que he leí sobre el Cupra antes de esta prueba y uno de los denominadores común en todos era el cuidado y esmerado interior. Nada más abrir las puertas  de acceso nos encontramos con unos excelentes asientos personalizados con acabado deportivo que parece que invitan a sentarte y acomodarte rápidamente.

Lo hacemos rápidamente y observo  que además de bonitos son cómodos y efectivos, ya que sujetan al cuerpo perfectamente. Seguimos viendo cosas y lo siguiente que llama la atención es el volante multifunción, acabado en cuero y achatado en la parte baja. El toque deportivo culmina con el pomo de la palanca de cambios:  especifico, asi como el pedalier, del Cupra.

El conjunto del tablero de mandos y de la consola central nos recuerda claramente a sus “primos alemanes”, siendo claros, legibles y fáciles de usar. Todo ello forma un conjunto equilibrado y agradable a la vista, destacando de sobremanera la pantalla táctil desde la que manejamos todo el equipo multimedia, asi como podemos ver toda la información necesaria del ordenador de a bordo.

EN MARCHA

Llega la hora de la verdad y empezamos a analizar lo que puede llegar a ofrecernos dinámicamente hablando el 1.8 TSI de 192 caballos. Los primeros kilómetros por la ciudad nos muestran que es un motor muy lleno a bajo régimen. Los 350 Nm que rinde permiten movernos con soltura por la urbe. A pesar del duro tarado de las suspensiones podemos decir que estamos ante un coche comodo.

Nos lanzamos por la autovía y pronto sin darnos cuenta superamos con creces las velocidades permitidas. Con una velocidad máxima de 235 km/hora es fácil “pasarse” y es muy fácil mantener cruceros  bastante altos con unos consumos ajustados. Si en un momento dado necesitamos recuperar el ritmo “original” después de una reducción inesperada de la velocidad o frenazo inoportuno, no es necesario hacer uso del cambio. Aunque el régimen de giro baje hasta las 2.000 rpm. El 1.8 con tan solo apretar el acelerador vuelve a su ritmo de crucero sin dilación.

Puestos en faena nos  vamos  a buscar un tramo revirado de montaña, eso si, con las precauciones necesarias al estar abierto al tráfico. Ahora que empezamos a jugar un poco más con la caja de cambio y a exprimir el 1.8 hasta la zona alta del cuenta vueltas, observo que el sonido cambia radicalmente. En cuanto entras en la “zona buena” , una sinfonía inunda los oídos e invita a mantener alto el régimen de giro. Una bonita experiencia, ya que el cambio del Cupra permite hacerlo… pero antes de animarnos más, la logíca nos recuerda que no estamos de carreras….

Del  conjunto de frenos y suspensiones poco hay que decir. Los primeros cumplen sobradamente con su cometido sin síntomas de fatiga en ningún momento. En cuanto a las suspensiones,  son comodas y filtran bien las irregularidades del asfalto y, si buscamos una conducción deportiva, también pasan el examen con nota.

CONCLUSION   

Si te gustan los coches con carácter el Cupra puede ser una buena opción. Es un coche que llama la atención por su acertada estética y un comportamiento dinámico en todos los aspectos intachable. Es comodo y cuando le buscas las cosquillas rinde como un buen deportivo que es. Sin duda, uno de los coches que tendría en mi garaje.

Leer más ...

Honda CRV 1.6 160 CV: mejora adecuadamente

by

Gracias a Honda, que puso a nuestra disposición la nueva versión del CRV, podemos contar todas las diferencias que le separan de la anterior versión y que le han convertido en un gran coche, una gran alternativa japonesa que ha sido uno de los coches más vendidos en el mundo durante el primer trimestre de 2015.

El Honda CRV pertenece al segmento de los SUV, unos vehículos que poco a poco han ido entrando en el mercado y se han hecho con una porción bastante importante del mercado. Son amplios, cómodos, algunos como el CRV 4x4, prácticos a más no poder y con todas las bondades de una berlina.

Bien es cierto que los coches japoneses, habitualmente, son algo menos aparentes que los europeos en cuanto a diseño y “aditamentos interiores” se refieren, pero no tienen nada que envidiar, e incluso son referencia en cuanto nos ponemos a hablar de prestaciones y sensaciones de conducción.

La nueva imagen que presenta el CRV en su versión 2025 da como resultado un coche más moderno y también sofisticado, sobre todo gracias a las llantas que tienen un diseño muy futurista, casi lenticulares  pero que en movimiento resultan muy atractivas.

En cuanto al frontal, también de nuevo diseño, es el que más imprime el aire de modernidad y deportividad. Dispone también de nuevo diseño en los grupos ópticos, ahora con luces de marcha diurna tipo led, que hacen que el nuevo CRV sea mucho más visible.  En la parte trasera los cambios son menores pero si se perciben pequeñas diferencias que le confieren nuevos aires.  

La carrocería y altura de los asientos son algo elevadas y el acceso al habitáculo es algo más incómodo que en un turismo, pero de esto se beneficia una posición de conducción algo más elevada de lo habitual con una gran capacidad de visión.

 

 

INTERIOR                                                                                                

¿Dónde colocamos a este tipo de vehículos? Monovolúmenes, turismos grandes…. Lo que está claro es que el habitáculo si una cosa por la que destaca es por ser de una gran amplitud y sobre todo versatilidad de uso. Algunos pueden criticar que su interior es demasiado “serio”. La realidad es que en los Honda predomina la facilidad y utilidad por encima del diseño. No queremos decir que su interior no sea atractivo, todo lo contrario, si no que pasan de largo de estridencias y detalles demasiado llamativos. Eso sí, los ajustes y materiales no admiten crítica alguna.

Los grandes butacones delanteros, con acolchados laterales en las rodillas incluidos para apoyarnos en la consola central, son muy cómodos y no acusamos en exceso el paso de los kilómetros.  Mismas características, comodidad y amplitud, encontramos en las plazas traseras pudiendo viajar tres adultos relativamente cómodos. No hay que olvidar que la plaza central es algo más pequeña que las laterales y en este caso el cinturón de seguridad va anclado al techo.

En cuanto al maletero, cumple con su cometido de manera sobrada, con gran espacio y facilidad de carga. Como es habitual en este tipo de coches, los detalles prácticos son variados como ganchos para que las bolsas no se desplacen y sujetar paquetes, redes cintas… Si a pesar de esto necesitamos más espacio, los asientos se pueden abatir levantado primero la parte baja y reclinando después el respaldo, una forma muy práctica de dejar una superficie de carga totalmente plana.

Respecto al sistema de ayuda a la conducción tiene casi de todo…. Sensores de Angulo muerto, cámara de marcha atrás, sistema de alerta de cambio involuntario de carril, asistente de luz de carretera, alerta de colisión, control cruise adaptativo, detector de tráfico transversal trasero, que te avisa cuando sales de algún aparcamiento marcha atrás, cinturones de seguridad activos…. Una lista interminable.

MOTOR

Ya lo hemos comentado antes, una de las novedades más importantes de la versión 2015 es la incorporación de un nuevo motor de 1.6 diésel y 160 caballos, asociado en este caso a una caja de cambios manual de 6 velocidades, buscando con ello mejores cifras de consumo y emisiones.

En el uso habitual hay que diferenciar dos aspectos distintos. En primer lugar, en la ciudad, al ser un motor de baja cilindrada hay que usar el cambio algo más de lo normal, ya que hasta 1.500 rpm no encontramos mucho que digamos. A partir de ahí, la cosa cambia y el motor es alegre y nada perezoso. En segundo término, fuera de la ciudad, con el coche ya lanzado y la sexta velocidad insertada, la insonorización es perfecta y hay una ausencia total de vibraciones.

Como detalle técnico del nuevo propulsor de 1,6 litros, debemos decir que el trabajo de Honda sobre él ha sido muy importante. Han optado por instalar un nuevo sistema de turbo, con dos, que trabajan de forma secuencial en dos etapas. En la primera de ellas,  entra en funcionamiento un turbo de baja presión, girando a bajas revoluciones. En la segunda, empieza a trabajar un turbo de alta presión que lo hace a altas revoluciones. En la zona media, a partir de 1.500-2.000 rpm trabajan simultáneamente para garantizar una entrega progresiva de potencia.

Con todo ello, la conclusión a la que llegamos es que un motor muy equilibrado para el conjunto total, aunque algo perezoso abajo, el resultado final no podemos catalogarlo menos que excelente.

A pesar de ser una versión 4x4, el CRV no es amigo de excursiones  extremas off road. Se encuentra limitado por los neumáticos de carretera que equipa y los faldones delanteros y traseros que limitan sus ángulos libres. Eso sí, en condiciones extremas de agarre con nieve, grava, hielo o incluso pistas en buen estado, sobresaliente,  un plus de seguridad que lo agradeces después de haberte dado un susto y ver como el coche vuelve a entrar en la trazada sin dilación.

Después de casi 600 kilómetros por todo tipo de trazados, autopista, nacionales ciudad y una pequeña excursión off road, el consumo no ha superado los 6 litros de media. Una cifra muy interesante tratándose del coche del que estamos hablando. Con un depósito que casi llega a los 60 litros, la larga autonomía está más que asegurada.

 

Leer más ...
Suscribirse a este canal RSS