Fiat Tipo Berlina: resultón y efectivo

Pruebas

 

Despues de un tiempo alejados del Segmento “C” ya que la ultima incursión de Fiat en ese segmento fue el Linea, la marca italiana quiere entrar con fuerza con un modelo que aúna varias características muy valoradas entre estos modelos: carismático, resultón, poco gastón, efectivo, buen tamaño… muchos argumentos que pueden hacer de él una buena alternativa a los reyes del segmento.

POR DENTRO

El Fiat Tipo entra en el mercado con la clara consigna de no ser uno mas y prueba de ello son sus cifras, líderes en la lista de sus más directos rivales. Comenzamos con la capacidad de carga de su maletero, que llega hasta los 520 litros sin abatir los asientos, eso si, con unas dimensiones exteriores muy compactas que van desde los poco más de 4,5 metros de largo, hasta los casi 1,80 de ancho, ofreciendo una distancia final entre ejes de 2,64 metros.

Continuando con la practicidad de su maletero, recordamos que sus asientos, a pesar de ser un sedan son abatibles en el porcentaje habitual de 60:40 lo que le convierten en este aspecto en uno de los mejores de la categoría. La única pega, que no se queda una superficie totalmente lisa… pero es que había que encontrarle un pero……

Estas medidas se traducen también en una enorme amplitud en el habitáculo del Tipo Sedan. En las plazas delanteras los enormes butacones aseguran comodidad durante largos recorridos y no aceleran el cansancio de conductor y acompañante. En las plazas traseras, como es habitual en estos vehículos, las laterales son muy amplias, con gran espacio libre entre las piernas y el techo, quedándose la plaza central un poco más escueta en cuanto a tamaño se refiere.

Como detalle de lujo o simplemente un “guiño” al extra de comodidad, en el asiento del conductor tenemos un botón mágico que regula el apoyo lumbar en el respaldo. Un extra que aumenta considerablemente la comodidad y la posibilidad de regulación del asiento.

Los acabados finales del Punto siguen al pie de la letra los principios en los que se ha basado el diseño de este modelo: sencillez pero funcionalidad y belleza. Y no se han rasgado las vestiduras en este aspecto. El Tipo ofrece un habitáculo tremendamente sencillo, sin accesorios aleatorios que en realidad no sirven más que para adornar y encarecer el producto final y, sobre todoel resultado final es un panel de mandos y relojes efectivo y práctico.

La calidad de los materiales a simple vista parace buena y sera el paso del tiempo con los cambios de temperatura debido a continuadas exposiciones al sol que pueda tener y el uso habitual de todos los mandos los que nos den o quiten la razon.

EXTERIOR

Los italianos siempre han demostrado ser unos genios a la hora de dar el toque diferenciador a sus coches y convertirlos de esta manera en diferentes. Evidentemente, no se puede negar que ahora mismo muchos coches son parecidos entre sí, pero unos llaman más la atención que otros. Y este es caso del Tipo, que podríamos definirlo como un “tipo resultón”. Su rasgo diferenciador y que llama la atención en gran medida, es la vista delantera, que podríamos definirla como potente y con empaque. Es de esos coches que si los miras de frente te transmiten aplomo y fortaleza.

Una enorme parrilla delantera, un capo que no baja hasta la línea de la parrilla, unos grupos ópticos dimensionados…. Son más que suficiente para mostrar rasgos diferenciadores que le convierten en uno de las berlinas más llamativas del segmento.

MOTOR

Ya hemos dicho que el Tipo nos ha sorprendido en muchos aspectos. El motor no podía quedarse atrás y de él tan solo podemos hablar bondades. Se trata de un 1.6 de 120 caballos que rinde mucho más de lo que en un principio podíamos esperar. De hecho, si no supiéramos la potencia que tiene, aseguraríamos que esta muy cerca de los 150 caballos.

Si utilizamos los buscadores por internet de las pruebas de este coche, en algunos casos comentan que es un motor algo ruidoso y con vibraciones a bajas revoluciones. Puedo asegurar que en nuestro caso ha sido así. De hecho, una de las virtudes de las muchas que podemos dar, a nuestro juicio, es la de su escasa sonorabilidad y total ausencia de vibraciones. Me aventuro a decir que tal vez la unidad de prueba de nuestros compañeros no estaba al 100% mecánicamente hablando.

Pero vayamos al grano y a las sensaciones. Este motor esta asociado a una caja de cambios de 6 velocidades manual y cumple perfectamente con su cometido. Por un lado, las marchas cortas hacen que el circular por ciudad no sea un continuo cambiar de marcha y la sexta velocidad, una vez tenemos el coche lanzado permite una velocidad de crucero “legal” sin rumorosidad, con cierta alegría si pisamos el acelerador para adelantar con soltura y, sobre todo, mantener unos consumos realmente bajos.

Evidentemente no es un coche con el que vamos a buscar grandes cifras de prestaciones, ni aceleraciones fulgurantes ni nada por el estilo. Es un coche cómodo para los 5 ocupantes, con un diseño resultón y con el claro objetivo de hacerse con un hueco importante en el dificil segmento C.

Modificado por última vez enViernes, 30 Septiembre 2016 07:38
(0 votos)
Visto 630 veces