Peugeot 308 SW GT BlueHDI: elegancia y deportividad unidas

Destacado
Pruebas

A la hora de “redactar” una prueba puede ser un tópico el decir que …estamos ante un coche que marca un antes y un después…, o ….elegante, deportivo y con carácter…. ,o …familiar con espacio más que suficiente…, o… buenos y bien situados acabados y mandos…. Pero en el caso del Peugeot 308 SW 180CV BlueHDI GT, todos le vienen bien.

Sin duda Peugeot con este modelo quiere captar, tal vez, un tipo de clientela joven, amantes de los acabados y sensaciones deportivas pero sin ser excesivamente axageradas, exigentes con las prestaciones y con la mecánica, amantes de lo moderno y, sobre todo, “buscadores” del equilibrio”.

Y es que “equlibrado” puede ser uno de los adjetivos que mejor encajan en la definición del modelo que nos ha tocado “pasar por la piedra” durante esta semana. Lo tiene casi todo para ser “casi perfecto”. Sin miedo a “los alemanes”, este francés deja el pabellón muy alto y se convierte en una excelente alternativa a este tipo de coches SW con carácter propio.

ANCHO Y CON EMPAQUE

A primera vista el 308 SW parece un coche con generosas dimensiones. Ancho por su vista delantera, ancho por su vista trasera, suspensión baja gracias a su acabado GT… suficientes argumentos para pensar que estamos ante un deportivo… pero es un SW.

Evidentemente el acabado GT le hace bastante diferente a sus hermanos de gama  ya que viene equipado con llantas de mayor tamaño y sobre todo en la zaga, que viene con dos salidas de escape que acentúa su deportividad y le dota una sensación de fuerza y anchura. La parrilla delantera es de nueva factura,  con el entramado terminado en cromo y el carismático “logo” de Peugeot, el Leon, integrado en ella.

El faldón es también de nuevo diseño e incorpora los intermitentes dinámicos LED, acompañados de una toma de aire de generosas dimensiones pensada para que la refigeración del motor sea suficiente.

Los espejos retrovisores, acabados en negro camuflados con la carrocería y la silueta de las lunas, junto con los logotipos de GT en la parrilla, pasos de rueda y porton trasero, ponen la guinda al estilo deportivo de este modelo.

INTERIOR

Hay varias cosas que llaman la atención nada mas abrir la puerta y sentarse en el habitáculo del 308. En primer lugar los perfiles de aluminio con el nombre de Peugeot en los bajos del hueco de las puertas, seguido por un volante de pequeñísimo diámetro, acabado con perfiles de hilo rojo y cuero y un logo GT y la enorme pantalla táctil que preside la consola central.

El acabado de los asientos parece de muy buena calidad y van a juego con los colores y ribetes del volante. Tienen multiples ajustes y se muestran cómodos y con buena sujeción en todas las circunstancias. Las plazas delanteras son amplias y aunque desplacemos las banquetas hacia atrás, la habitabilidad de las traseras no se ve comprometida.

Las medidas de este familiar compacto, 4,585 m de largo, 1,804 de ancho y casi 1,5 m de alto, le dotan de una gran amplitud, versatilidad y practicidad. El maletero, en condiciones normales llega hasta los 610 litros, pero que gracias a su gran modularidad conseguida gracias a su banqueta trasera, se puede llegar hasta los 1660 litros de capacidad con una superficie de carga totalmente plana.

El interior lo podríamos a catalogar como moderno y sobre todo funcional. Como hemos comentado, destaca la pantalla central, que aglutina todas las funciones de climatizador, todo tipo de ayudas a la conducción y ordenador de a bordo, multimedia, navegador, funcionamiento del teléfono, la función especial de “Peugeot Connect APPS”, contando cada uno con un botón específico para su funcionamiento. Debido a esto, puede parecer algo vacío la parte de debajo de la pantalla, pero nada importante ya que con el paso de los días te acostumbras a ello y se olvida fácilmente.

El cuadro de relojes central dispone en el lado izquierdo según se mira del habitual velocímetro, mientras que el tacómetro está en lado derecho y con la marcación al contrario de lo habitual. En vez de ser en sentido de las agujas de reloj, lo hace en sentido contrario. Ambos relojes son anchos, de fácil lectura y con las agujas en color rojo, a juego con los ribetes del volante y los asientos.

Gracias al sistema “Peugeot Connect APPS” disponemos de cumplida información en tiempo real de plazas de parking disponibles en los alrededores, precio del combustible en las gasolineras cercanas, info-trafic, inclemencias del tiempo, informaciones turísticas….Como accesorio adicional no puede faltar la conexión USB y jack para nuestros propios reproductores multimedia.

El techo panorámico de cristal, accionable con tan solo pulsar un botón, transmite al habitáculo cuando lo llevamos abierto, una sensación de libertad y luminosidad muy agradable en todas las circunstancias.

180 CABALLOS A NUESTRA DISPOSICION

Otro de los tópicos que se suelen utilizar a la hora de describir un coche es …que su rumorosidad es muy baja y muestra una total ausencia de vibraciones… Es muy fácil decirlo y, tambien, le viene al pelo al 308 GT en cuestión.

Es cierto y no exageramos, que casi parece un propulsor gasolina al ralentí. No se si será por una excelente insonorización del vano motor, o que realmente los ingenieros de Peugeot han conseguido un motor realmente silencioso.

El propulsor 2.0 litros de 180  BlueHDI podemos catalogarlo como un coche potente y bastante rápido. La velocidad máxima según catalogo es de 218 km/hora y la aceleración de 0 a 100 km/hora esta por debajo de los 9 segundos. Es un motor que está muy lleno en toda la gama de rpm, pero especialmente superando las 1500 y hasta las 4000 es donde mejores sensaciones nos da.

Es un coche cómodo de conducir por la ciudad, sobre todo gracias a su caja de cambios automática de 6 velocidades EAT6. Rapida y suave de funcionamiento, prácticamente pasa desapercibida a la hora de conducir. Disponemos tambien de la posibilidad de accionarla mediante dos levas de aluminio situadas detrás del volante. En carretera, los cuatro discos de freno cumplen perfectamente su cometido tanto sin carga como a tope de carga con 5 ocupantes y equipaje. La suspensión es algo energica y sensible a las irregularidades de las carreteras, pero en ningún momento podemos decir que es incomoda o desagradable. Debemos tener en cuenta que estamos ante un vehiculo con acabado GT y 180 caballos.

A la hora de hablar de consumos, y valga la redundancia, no debemos buscar la máxima economía ya que tenemos debajo del capo casi 200 caballos dispuestos a abrir la boca y empujarnos hacia adelante con fuerza y sin compasión. En nuestra prueba, sin tener ningúna compasión con el pie derecho y con 70 % ciudad y 30 % urbano, el consumo se ha parado en 6,7 litros cada 100.

La conclusión a la que llegamos después de casi 1000 km es que es un SW con excelentes prestaciones mecánicas. Ofrece sensaciones deportivas, buenas cifras de consumo, gran habitabilidad y versatilidad y con un diseño muy logrado, combinado la elegancia y la deportividad con gran acierto.

 

Modificado por última vez enViernes, 28 Octubre 2016 07:33
(0 votos)
Visto 540 veces