Audi A6 Avant V6 Biturbo Competition: el coche que todos quisiéramos tener

Pruebas

Poco a poco van siendo mas habituales por nuestras carreteras los coches con carrocería “familiar”, los que antes conocíamos como rancheras. Hablando de hace muchos años atrás, éstos solían ser coches pesados, lentos y además, el “el patito feo de la gama”. ¿Cuánto hace de esto? Si, mucho tiempo y los familiares que encontramos ahora están a años luz de estos.

 

El caso que nos ocupa esta semana es un tanto especial por muchas cosas. Linea tras linea intentare desgranar las virtudes de un modelo que ha dejado con la boca abierta a mucha gente, no solo a los que han tenido la oportunidad de montarse en él, si no también a los que lo han visto aparcado o circulando a poca velocidad por la ciudad.

 

Ser el hermano mayor de un coche como el A6 es, por un lado fácil y por otro algo complicado. Fácil porque tiene una base impresionante, un coche que cumple perfectamente con todas sus expectativas Y difícil por eso mismo, el caché que tiene el A6 es difícil igualarlo, pero a este A6 Avant le ocurre lo contrario, es difícil de igualar.

 

Las expectativas son muy buenas y empezamos desgranando el titular: Audi A6 Avant, el comienzo es bueno. 3.0 Biturbo... buff las cosas pintan más que bien. Competition 326 CV, después de esto ya te das cuenta que el “cacharro” puede ser mas que interesante. Quattro Triptronic, para rizar el rizo la tracción Quattro de Audi combinada con la mejor caja de cambios. Para dejar con la boca abierta a cualquiera.

 

Acabado S Line

Si empezamos a observarle por su exterior hay una cosa que nos llama la atención, y digo nos, porque es lo que primero ha comentado la gente que lo ha visto por primera vez: las llantas y los neumáticos Unas preciosas llantas de aleación de 18” que calzadas con los neumáticos alcanzan los casi 50 cm de altura. Impresionantes, incluidas en el acabado S Line. Continuando con el exterior, detalles como los escapes cromados también hacen que muchas miradas se concentren en la zona trasera, recordando que es un Avant. Cuenta con un alerón montado en la parte superior del portón trasero de apertura eléctrica y que incorpora la tercera luz de freno.

 

Los pilotos traseros cuentan con la tecnología full LED así como con intermitentes dinámicos y están montados en un escalón superior dentro de lo que viene siendo la trasera.

 

La vista lateral gana muchos enteros con las carcasas de los retrovisores en negro brillante, que equipan dos cámaras del sistema de 4 cámaras de la visión 360 grados, y con las preciosas pinzas de freno acabadas en rojo acopladas sobre unos discos sobredimensionados.

 

Accediendo al interior, la boca que ya teníamos abierta por todo lo citado anteriormente, ya se queda casi fija. Molduras de acceso S Line, asientos deportivos acabados en cuero con ribetes rojos, cinturones de seguridad en rojo, volante multinacional deportivo también acabado en cuero con ribetes rojos... poco mas que decir de un coche que nos ha encantado.

 

Son muchos los opcionales que podemos encontrar para mejorar, si cabe, al A6. El control de crucero adaptativo con la función Stop&Go es uno de los que no debería faltar en ningún coche.. Acelera o freno el vehículo para mantener la distancia con respecto al vehículo que llevamos delante y el conductor puede ajustar en cuatro niveles la distancia y la intensidad de la regulación. Es funcional en toda la gama de velocidades y es capaz de analizar los datos que mandan de dos sensores de radar, una videocámara, los sensores de ultrasonidos y otros sistemas, y además también accede a los datos de ruta del sistema de navegación.

 

Como combinación con el sistema ACC Stop&Go, disponemos del Audi pre sense front, que ayuda a prevenir colisiones por alcance y a que sus consecuencias sean menores. En una situación de peligro, el sistema avisa al conductor que active los frenos. Si el conductor no reacciona, el coche hace una frenada parcial automática, siempre y cuando el vehículo que circula por delante esté en movimiento.

Un detalle curioso es también la posibilidad de programación de los mandos del garaje hasta tres distintos. De una sencilla manera, podemos programarlos y sin necesidad de actuar sobre ellos, tan solo pulsando un botón situado junto al retrovisor interior, las puertas de acceso a nuestro garaje se pueden abrir.

 

EN MARCHA

Una vez sentados y perfectamente acoplados en unos butacones que ademas de ser bonitos y cómodos ofrecen una excelente sujeción, no olvidemos que estamos ante un coche que supera los 300 CV, acoplamos nuestras manos al volante, multifuncion, con levas para el cambio y con calefacción incluida, y nos disponemos a dar al botón de arranque.

Madre mía como suena!!!! Desde la zona baja del cuenta revoluciones es evidente que debajo del capo hay mucha chicha. Es de esos sonidos que indican que lo mejor esta por llegar. Un sonido bronco y potente, casi diría que bonito, invita a apretar fuerte al acelerador.

Bajo el capo tenemos un V6 3.0 Tdi Biturbo competition que desarrolla una potencia de 326 CV con un par casi diríamos que insultante: 650 Nm entre 1.400 y 2.800 rpm. Estas impactantes cifras son obtenidas gracias a los dos turbos que trabajan en linea que unidos con los pistones, culatas y arboles de levas especialmente dimensionados para este motor y un potenciador de sondo en la linea de escape, consiguen también ese maravilloso sonido.

 

La caja de cambios Tiptronic es de sobra ya conocida y sabemos sobradamente sus cualidades, Rapidez, eficacia, suavidad y un reglaje deportivo pensado específicamente para este motor y la tracción Quattro hacen de este modelo un autentico “sport gentleman”. Solo podemos decir que la Triptronic trabaja de manera sobresaliente en combinación con el V6 Biturbo.

La tracción Quattro permanente funciona en condiciones de marcha normales con un 60% al eje trasero y el resto al delantero, pero si fuera necesario si las condiciones de conducción o de adherencia cambian, puede llegar a transmitir hasta un 85 % al eje trasero y un 70% al delantero.

Tras la teoría, en la practica el funcionamiento del V6 es soberbio en todos los aspectos. Si con el Audi Drive Select elegimos la opción Efficiency, los consumos bajan considerablemente y las sensaciones son las de una berlina normal. Sin por el contrario elegimos la opción Dynamic, las cosas y sensaciones cambian siendo todo mas brusco. El coche sube mas de vueltas antes de cambiar, el tacto del acelerador es mas directo.... todo un deportivo en toda regla. Además de estas dos opciones también tenemos para elegir la confort, auto y la configuración individual.

La conclusión a la que llegamos tras la prueba de este modelo es clara: si tenemos la necesidad de una carrocería Avant, 565 litros en condiciones normales y casi 1,700 con los asientos abatidos, pero nos gusta el lujo y confort y la sensación de tener un deportivo, con unos consumos que en nuestra prueba no han superado los 7 litros de media, el A6 Avant Biturbo sería nuestra elección.

 

 

 

(0 votos)
Visto 494 veces