Jose Andres

El Seat Toledo más atractivo con faros LED

Publicado en Noticias

El SEAT Toledo aumenta su atractivo al incorporar los faros de LEDs integrales en combinación con los grupos ópticos también de LEDs. De esta forma, el modelo de la marca española se convierte en el primer vehículo de su segmento en ofrecer esta tecnología, lo que le sitúa en una destacada posición respecto a sus rivales. Con un diseño único y distintivo, los faros integrales de LEDs otorgan al Toledo una imagen exclusiva, fiel al nuevo lenguaje de diseño de SEAT.

No hay duda de que la tecnología LED ofrece numerosas ventajas: proyecta una luz con una temperatura de color de 5.300 kelvin, que se aproxima mucho a la luz de día. Con esta intensidad la vista no se cansa. Además, los LEDs son muy eficientes ya que consumen muy poca energía: alrededor de un 50% menos que los faros halógenos.
 
El contorno de las luces de posición y de circulación diurna del SEAT Toledo lo conforman dos LEDs blancos en cada unidad. Nueve LEDs amarillos integrados en cada lado hacen la función de intermitente. Las luces de posición contienen seis módulos, mientras que al encender las luces largas se activan tres potentes LEDs adicionales y el haz de las luces de posición se eleva. Por otra parte, los faros de LEDs integrales no necesitan ningún tipo de mantenimiento y su vida media es igual a la vida útil del vehículo.

Con la llegada de los nuevos faros integrales de LEDs, el Toledo será fácilmente reconocible en cualquier situación, tanto de día por el diseño de su luz diurna con LED, como de noche por su potente haz de luz blanca.

El SEAT Toledo con faros LED ya está disponible en la red de concesionarios oficiales con el acabado Style. El precio de este atractivo opcional es de 1.030 € con el 0,00% de Impuesto de Matriculación, y de 1.070,43 € con el 4,75%.

Leer más ...

Muchas veces, cuando buscamos la máxima efectividad en un coche, inconscientemente nuestra mente se nos va a Alemania. Evidentemente no descubrimos nada al decirlo, pero si hay un país que busca la máxima eficiencia en sus productos con una calidad al más alto nivel y sin temer nada a los alemanes, ese es Japón. Sus coches son eficientes, modernos, dinámicos, desmarcándose de sus rivales en muchos aspectos y con una fiabilidad a prueba de bombas. En este caso, por nuestras manos ha pasado una de las últimas producciones del gigante Honda: el Civic 1.6 i-DTEC de 120 caballos.

Lo primero que tenemos que tener claro a la hora de valorar este coche es en que nicho de mercado hay que colocarlo. No podemos decir que no ofrece sensaciones dinámicas, tampoco podemos decir que en la ciudad no se mueva bien, como tampoco debemos decir que no sirve para viajar. Sirve para todo y podemos catalogarlo como un coche muy equilibrado en todos los aspectos.

Poco a poco las cifras de potencia de muchos vehículos de este segmento están bajando considerablemente, y si no bajan, se siguen manteniendo los topes de gama pero aparecen versiones con motores mucho más económicos. Los argumentos de venta que tiene el nuevo Civic 1.6, además de lo comentado en el primer párrafo es la economía de consumo. Te podrá gustar o no gustar estéticamente hablando, sus líneas te podrán parecer continuistas o te podrán insuflar un soplo de aire fresco…. Ante los colores y los diseños de los coches, hay gustos para todos. Pero donde no cabe discusión es en las cifras. Pocos coches de esta categoría pueden ganarle en esta faceta. Hablando de cifras de consumo, conseguir una media de menos de 5 litros cada 100 km está al alcance de muy pocos. Durante nuestra prueba, los consumos nos hubieran permitido estar muy cerca de los 1.000 km sin repostar.

Hablando de cifras, su tamaño es de algo más de 4,3 metros, con una anchura de 1,77 m. y una distancia entre ejes de 2,6 metros. Es un coche ideal para moverse por la ciudad, agil de reacción, con buena capacidad de giro y un excelente maletero de 477 litros hasta la línea de las ventanas. Si plegamos los asientos, hasta la misma línea la capacidad asciende hasta los 1210 litros y en la misma posición de asientos pero hasta el techo, llegamos hasta los 1.378 litros. Además, la superficie de carga es totalmente plana, lo que facilita su acceso y la colocación de todos los objetos.

Vamos a adentrarnos en su interior y nos llama la atención desde el primer momento la calidad de todos los elementos y materiales del habitáculo. Pronto encontramos la postura ideal para conducir y destaca la comodidad de los asientos y la amplia visión de la carretera que tenemos. El cuadro de relojes y el panel de mandos es bastante futurista, con tres grandes esferas en la zona central y una gran pantalla multifunción para controlar los accesorios del Civic. Llama la atención un botón verde en la zona izquierda del salpicadero que tiene el indicativo de ECO. Una vez pulsado, el cuadro de mandos va cambiando de color azul a verde según seamos de cuidadosos con el pedal del acelerador, indicándonos como es nuestro nivel de “economía de consumo”.

Las plazas traseras son amplias y cómodas para dos adultos mientras que el tercero que se sienta en la banqueta central lo tiene un poco más complicado si es de “tamaño grande”. Sin duda, bajo mi punto de vista, este tipo de coches están más pensados para cuatro plazas que para cinco,,, pero para una urgencia, esa quinta plaza puede venir bien. En estas banquetas traseras es donde los ingenieros de Honda han sacado el máximo partido a su imaginación. Además de abatir el respaldo contra la banqueta como comentamos en párrafos anteriores, en el Civic, ésta se puede elevar contra el respaldo ofreciendo un espacio de carga que en un principio puede parecer inútil e inservible, pero seguro que en alguna ocasión tenemos que trasladar de un sitio a otro un “paquete” con cierta altura y que no se pueda mover de un lado a otro… como por ejemplo los extraños embalajes que mas de uno de nosotros ha tenido que sufrir en una tarde de sábado de compras en el IKEA.

COMPORTAMIENTO DINAMICO

Como hemos dicho antes no estamos ante un Civic hiperdeportivo con prestaciones de infarto. Hablo de prestaciones puras tales como aceleraciones brutales con exhibición de potencia, velocidad punta etc. Si hablamos de consumos, sin duda es el campeón. A nuestro parecer los 120 caballos son mas que suficientes para sacarle todo el partido al conjunto de chasis suspensiones y frenos. Es un coche agil gracias a su acertado reparto de pesos, y en los cambios de dirección repentinos tan solo echamos de menos un tarado de suspensión algo más duro. Ideal para viajes, silencioso, alto nivel de confort, ausencia total de vibraciones y casi 1000 km de autonomía. Poco más podemos pedir…

Como conclusión, el Civic nos ha parecido un coche muy equilibrado, con un diseño atrevido que no deja indiferente a nadie, que se comporta igual de bien en ciudad que en carretera y que podemos decir que es un auténtico CAMPEON en mayúsculas en los consumos. 

Leer más ...